Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La danza viral zombi que ofende a Emiratos

El país procesará a los jóvenes que parodien una danza tradicional a ritmo de una canción superventas árabe

La última ocurrencia de los jóvenes emiratíes, imitar un baile tradicional como si fueran zombis, ha muerto de éxito. Tan pronto como la manía se ha hecho viral, las autoridades de Emiratos Árabes Unidos (EAU) han tomado cartas en el asunto y advertido a sus autores de que se arriesgan a ser procesados por lo que consideran una grabación “ofensiva”, según informa el portal ArabianBusiness.com. Al parecer, interpretan que el meme ridiculiza la yola, una danza beduina que Emiratos y otros países de la península Arábiga promocionan como parte de su patrimonio cultural.

Desde fuera, los vídeos son sólo unos más entre los miles con los que chavales de todo el mundo se divierten a la vez que intentan llamar la atención de sus pares. Parecen una versión árabe de aquella moda de reproducir el Happy de Pharrell Williams que se extendió hace tres años por todas partes y que en Irán terminó con seis jóvenes en la cárcel. Ahora se trata del último éxito del popular cantante emiratí Eidha al Menhali, Mutsawa, que puede traducirse como "pelo revuelto" y que desde su lanzamiento en marzo ya se acerca a los cuatro millones de visionados en YouTube.

Al ritmo machacón de su música, grupos de media docena de chicos, y también en ocasiones de chicas, se mueven de forma sincopada con gestos que en algunos casos recuerdan a la yola, el baile beduino en el que se agitan palos, espadas o rifles de una forma ritual. Unos danzan sobre una camioneta o un coche. Otros lo hacen dentro de su casa. Y, lo que parece haber molestado especialmente a las autoridades, algunos más se han arriesgado a grabarse en sus institutos o universidades. Todos aparecen con las caras tapadas: ellas por el niqab, ellos con un extremo del turbante o con una máscara. (Una muestra de estos memes puede encontrarse en YouTube bajo la etiqueta #متصوع, el título en árabe de la canción de Al Menhali).

La Fiscalía General emitió un comunicado el pasado viernes en el que advierte de que va a procesar a quienes difundan en las redes sociales vídeos que “ofendan los valores tradicionales y la moralidad de EAU”. Según los medios locales, el fiscal general, Hamad Saif al Shamsi, dijo que los padres deben asegurarse de que sus hijos no producen o comparten semejantes vídeos inmorales porque “dañan a la sociedad y les pondrán en peligro por violar la ley”.

Haciéndose eco de la preocupación de las autoridades, ha surgido un vídeo que intenta frenar el fenómeno. En el corte puede verse a tres jóvenes que se preparan para grabar su propia versión del meme cuando ven una intervención televisada del jeque Mohamed Bin Zayed, heredero de Abu Dhabi y hombre fuerte de Emiratos, en la que pide a los emiratíes que sean responsables y cuiden la imagen de su país. Los chavales, avergonzados, descubren sus rostros y renuncian a su plan.

Emiratos siempre ha sido un país muy sensible a la crítica, pero en los últimos años la preocupación de sus dirigentes por la imagen que proyectan ha afectado a la libertad de expresión. Ya hace tres años, dos ciudadanos emiratíes y seis extranjeros fueron condenados por un vídeo paródico que el tribunal consideró “injurioso”. El pasado verano, un australiano residente en Dubái fue detenido por promover una iniciativa humanitaria en su Facebook (con el pretexto de que sólo las ONG autorizadas pueden recabar fondos) y hace pocos meses un politólogo emiratí también estuvo en comisaría por el contenido de sus tuits. A pesar de la modernidad de sus infraestructuras y su proyección internacional, las autoridades controlan los medios de comunicación, filtran internet y censuran libros y películas.