Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Donald Trump, aficionado a grabar conversaciones

El presidente sugirió haber registrado sus conversaciones con el exdirector del FBI. Sus exempleados aseguran que lo hacía con frecuencia en la Organización Trump.

Donald Trump este lunes durante un discurso.
Donald Trump este lunes durante un discurso. AFP

No siempre se puede tomar por cierta la palabra del presidente de Estados Unidos. El viernes, Donald Trump insinuó tener grabaciones de sus conversaciones con el exdirector del FBI, James Comey, en la Casa Blanca. ¿Es verdad? Aún no se sabe. Pero exempleados de la Organización Trump afirmaron a The Wall Street Journal que el republicano grababa ocasionalmente llamadas y conversaciones con socios y empresarios desde su oficina en la Torre Trump.

Trump utilizaba varios aparatos para registrar conversaciones durante reuniones como empresario, explicaron cuatro fuentes al Journal. En una ocasión, el republicano presentó uno de los audios como evidencia durante un pleito. Los abogados del magnate rechazan estas afirmaciones y defienden nunca haber visto a Trump utilizar un aparato para ese fin.

“Grababa básicamente todo”, dijo uno de los entrevistados. “Sé que muchas de mis conversaciones cuando le llamaba se estaban grabando antes y después de trabajar en su organización”, afirmó. A menudo, Trump no informaba a la otra persona de que estaba siendo grabada.

No es ilegal registrar conversaciones en Nueva York o Washington. Y quizás es menos problemático como un ciudadano privado. Pero, como presidente de EE UU, “no es ideal”, según calificó un senador republicano este domingo. El viernes, por medio de un tuit, Trump amenazó a Comey con la posible existencia de cintas de audio de sus conversaciones en la Casa Blanca.

El gesto del presidente incrementó la incredulidad de muchos en Washington sobre la destitución del hombre que investigaba los posibles lazos rusos del republicano. Senadores demócratas y republicanos solicitaron el domingo que la Casa Blanca entregue las supuestas grabaciones. Pero, durante una entrevista en Fox, Trump rechazó hablar sobre la posible existencia de registros de la conversación.

Más información