Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco cifras para entender las elecciones iraníes

Un total de 1.636 personas presentaron su candidatura en un país con ningún partido político

Elecciones en Irán 2017
Seguidores de Rohaní, en un mitin este miércoles.

Un total de 1.636 iraníes presentaron su candidatura para concurrir a las elecciones presidenciales de la República Islámica, que se celebran el próximo 19 de mayo. Estas son cinco cifras para entender  los comicios de un país en el que no hay ningún partido político:

Millones de potenciales electores

56,4 millones de potenciales electores están convocados el próximo 19 de mayo para elegir al nuevo presidente de Irán y a los consejos municipales, si bien son los comicios presidenciales los que concitan mayor interés internacional. La cifra supone un aumento de 1,4 millones con respecto a las últimas elecciones, celebradas en 2016.

Las candidaturas a la presidencia

Un total de 1.636 iraníes se presentaron como candidatos a las elecciones presidenciales. Sin embargo, sólo seis pasaron el filtro del Consejo de Guardianes, un órgano formado por 12 juristas (la mitad religiosos, la mitad seglares) designados por el líder supremo, Ali Jamenei, que veta los candidatos según los intereses del sistema.

Mujeres

De los 1.636 iraníes que presentaron su candidatura para concurrir a las elecciones presidenciales del próximo 19 de mayo, solo 137 eran mujeres, es decir, el 8,37%. No obstante, entre los seis candidatos que finalmente fueron designados por el Consejo de Guardianes no figura ninguna mujer. 

Candidatos presidenciales

Tras la renuncia este lunes del candidato conservador Mohamed Baqer Qalibaf, cinco son los hombres que se disputan la presidencia iraní: los moderados Hasan Rohaní (el actual presidente), Eshaq Jahangirí y Mostafá Hashemitaba, y los principalistas o conservadores Ebrahim Raisí y Mostafa Mirsalim.

Partidos políticos

En Irán no hay partidos políticos con programas o militantes, tal y como se entienden en Occidente. Solo existen agrupaciones en torno a determinadas figuras, sin apenas diferencias ideológicas y cuyas lealtades políticas son flexibles. Se les suele clasificar en principalistas o conservadores y moderados o centristas.

Más información