Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del ‘caso Lezo’ a la operación Acordeón, el escándalo de corrupción que une Madrid y Colombia

Las fiscalías de ambos países trabajan juntas para investigar los desvíos de fondos que han producido un efecto dominó en el Caribe

El fiscal colombiano, Nestór Humberto Martínez, a la izquierda y el fiscal general del Estado español, José Manuel Maza.
El fiscal colombiano, Nestór Humberto Martínez, a la izquierda y el fiscal general del Estado español, José Manuel Maza.

De la operación Lezo a la operación Acordeón. Así se llama en Colombia la investigación sobre el presunto desvío de fondos del Canal de Isabel II, la empresa pública de aguas de la Comunidad de Madrid, que en abril llevó a la detención del expresidente regional Ignacio González, del Partido Popular. El país caribeño está en el centro de esa tormenta judicial. El juez español Eloy Velasco indaga la compra en 2001 con un sobrecoste del 70% de Inassa, la filial del Canal que controla la llamada Triple A de Barranquilla, la empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de la ciudad. En paralelo, la Procuraduría colombiana busca determinar por qué el ente local fue reduciendo su participación en esa compañía, que llegó a hacerse con el 60% de las acciones. Esta circunstancia ha llevado a las fiscalías de ambos países a unirse para esclarecer este complejo entramado de corrupción.

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, se ha reunido este martes en Madrid con su homólogo colombiano, Néstor Humberto Martínez, para compartir información. Ambos han firmado un memorando de entendimiento que tiene como objetivo fortalecer la cooperación judicial entre ambos países. La primera y más apremiante investigación es precisamente la que tiene que aclarar los lazos entre las últimas Administraciones del PP madrileño y las autoridades del distrito de Barranquilla, principal puerto de la costa Caribe, encabezadas por el alcalde Alejandro Char, quien ha negado toda implicación en el caso.

“En desarrollo del convenio que hemos suscrito el día de hoy, hemos organizado un equipo de trabajo bilateral. Esta va a ser la primera investigación que se va a llevar a cabo por equipos conjuntos, de España y de Colombia”, ha señalado el fiscal colombiano, que mañana tendrá un encuentro con Anticorrupción para que esta investigación llegue “hasta sus últimas consecuencias”.

El caso ha generado en Colombia un debate sobre lo que se ha calificado de “despojo” de la Triple A, que en los últimos 15 años continuó repartiendo dividendos a sus accionistas. En este contexto, la justicia ha requerido al Ayuntamiento de Barranquilla y a varias empresas públicas, entre ellas la sociedad de Acueducto y Alcantarillado, toda la documentación relacionada con las operaciones de Inassa.

Néstor Humberto Martínez ha intentado dar un toque de color a este asunto al explicar el efecto dominó que ha producido en su país. “En Colombia la llamamos operación Acordeón. El acordeón es un instrumento que ha tomado muchas raíces en el Caribe colombiano y la investigación en lo que tiene que ver con Colombia se relaciona con la forma como se diluyeron los capitales públicos en las empresas de servicios públicos”, ha manifestado. “Allí se está indagando, y esa es una hipótesis de la investigación, que haya podido existir actos de corrupción”.

¿En qué se va a traducir esta nueva etapa de cooperación entre Madrid y Bogotá? Además de utilizar los canales tradicionales de las cartas rogatorias, los funcionarios de justicia podrán acceder a “mecanismos de intercambio informal” que pretenden acelerar estas investigaciones y las de otros casos. Por ejemplo, el gigantesco escándalo de la constructora brasileña Odebrecht, investigada por tejer una amplia red de sobornos en América Latina. Este caso, ha asegurado el fiscal colombiano, “está muy vinculado en la licitación del Río Magdalena a empresas españolas”.