Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Perú detiene al exgobernador de Cusco por Odebrecht

Jorge Acurio Tito ha sido arrestado por los delitos de tráfico de influencias y lavado de activos

Sede de Odebrecht en Sao Paulo.rn
Sede de Odebrecht en Sao Paulo. REUTERS

El Ministerio Público de Perú detuvo al exgobernador regional del Cusco Jorge Acurio Tito por los delitos de tráfico de influencias y lavado de activos. Se lo acusa de haber negociado el pago de un soborno de tres millones de dólares con la empresa Odebrecht, a cambio de la adjudicación de un proyecto de mejora de la carretera que unía Cusco con Puno.

Según la denuncia fiscal, en 2012 el por entonces gobernador Acurio se reunió con un funcionario de Odebrecht, a quien ofreció la concesión. Para hacerlo propuso incluir una serie de requisitos técnicos y económicos en las bases del concurso que favorecerían a la constructora. A cambio, esta supuestamente pagaría el 3% del valor de la obra (unos tres millones de dólares).

Informado por su representante, Jorge Barata —exdirectivo de Odebrecht en Perú— accedió a efectuar los pagos. Estos se iniciaron con dos desembolsos en el Banco Crèdit Andorrà, en una cuenta a nombre de la offshore Wircel S. A., que sumaron 1.250.000 dólares. Como resultado, las bases consignaron que los participantes del concurso debían tener “capacidad económica” y “experiencia en la actividad”. El 1 de marzo del 2013, Odebrecht se hizo con la concesión.

Los pagos a Acurio fueron administrados por Gustavo Fernando Salazar Delgado, exgerente de la compañía de seguros La Positiva. Para justificarlos, se requirió la elaboración de contratos ficticios al abogado José Francisco Zaragoza Arias. Por estas actuaciones, Zaragoza Arias ha sido detenido y la casa de Salazar Delgado registrada.