Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Joseph Lieberman se perfila como favorito para dirigir el FBI

Trump confirma que está a punto de anunciar al sustituto de James Comey

Joe Lieberman, exsenador de Connecticut, al abandonar la Casa Blanca este miércoles.
Joe Lieberman, exsenador de Connecticut, al abandonar la Casa Blanca este miércoles. AP

Joseph Lieberman, el conocido exsenador de Connecticut que llegó a ser clave en el Partido Demócrata pero acabó su carrera política como independiente, se perfila como favorito para dirigir el FBI en sustitución de James Comey, despedido por Donald Trump la semana pasada desatando una tormenta por la trama rusa. El presidente de EE UU confirmó este jueves en un encuentro con periodistas que estaba a punto de anunciar el nombramiento y fuentes de la Administración citadas por distintos medios apuntaron a Lieberman, de 75 años, como opción más clara.

Fue demócrata la mayor parte de su carrera política, pero en las legislativas de noviembre 2006, volvió a presentarse al Senado como independiente y ganó. Meses antes, las bases demócratas le habían dado la espalda y perdió las primarias lastrado en buena parte por su apoyo a Beorge W. Bush en la guerra de Irak. En 2000, Al Gore le había elegido como compañero de carrera electoral, lo que le convirtió en el primer judío aspirante a la vicepresidencia de Estados Unidos.

La elección de Lieberman, retirado de la política en 2013, rompería la tradición de evitar a los políticos al frente de la policía federal (sus dos predecesores, James Comey y Robert Mueller son abogados), aunque el viejo senador siempre se ha caracterizado por su independencia.

Judío practicante, en más de una ocasión ha dado muestras de conservadurismo al criticar la "contaminación moral y cultural" que representa "la creciente presencia de sexo y violencia" en la televisión y el cine. A lo largo de su vida ha sido progresista en asuntos como el aborto, el control de armas, los impuestos o los derechos civiles, pero se ha mostrado más cercano a los planteamientos republicanos en presupuesto militar.

La edad de Lieberman supone un inconveniente, ya que los mandatos de director del FBI son de 10 años y el exsenador llegaría al cargo con 75 años.

Más información