Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho cosas que hay que saber sobre la contingencia ambiental en la Ciudad de México

La contaminación rompe récords en la Ciudad de México con el aviso por mala calidad del aire más largo en casi dos décadas

contingencia ambiental
Amanecer en la Ciudad de México. Cuartoscuro

La contaminación ha roto récords esta semana en la Ciudad de México. Se trata de la contingencia ambiental más prolongada desde 2000. Las altas temperaturas, la radiación solar, la debilidad del viento y la ausencia de lluvia para dispersar los contaminantes ha creado un cóctel idóneo para que prolifere el ozono y la ciudad se cubra de una densa capa contaminante. La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME) tiene previsto que las restricciones de las actividades al aire libre y del programa Hoy No Circula se mantendrá el domingo. ¿Cómo se ha llegado hasta este punto? ¿Cuándo se puede usar el coche? ¿Qué se puede esperar para los próximos días? Estas son las claves de la mala calidad del aire en la capital.

¿Cuándo empezó la contingencia?

La primera fase de contingencia ambiental se activó en la tarde del lunes por altos niveles de ozono. Se restringió la circulación para el martes de los vehículos por la terminación de su matrícula y su engomado. Los avisos se actualizan por la mañana y por la tarde a partir de las mediciones que arrojan las estaciones de la ciudad y a partir de esos datos se anuncia si la contingencia se mantiene o se levanta y por cuánto tiempo. 

¿A cuáles coches afecta el programa Hoy No Circula?

La CAME informa cada día de los vehículos que no pueden transitar. Es importante que durante la contingencia consulte si puede usar su coche o no. Estos son los autos que no pueden circular este sábado:

También hay vehículos exentos de la restricción vehicular:

¿Por qué ha durado tanto?

En ciudades con altas emisiones de contaminantes, los cielos despejados no son necesariamente una buena noticia. Entra más radiación solar y esto facilita la formación de ozono. Se forman inversiones térmicas que funcionan como una tapa, que no permite que salgan las sustancias dañinas ni que entre aire fresco. La lluvia ayuda a dispersar los contaminantes, pero si no hay nubes las probabilidades de precipitación se desploma.

Si a esto se le suman los 5,5 millones de automóviles que hay en la Ciudad de México, es más probable que se produzcan contaminantes. Las autoridades han identificado este fenómeno como la "Temporada de ozono", debido a que entre febrero y mayo (antes de la temporada de lluvias) suelen presentarse estas condiciones meteorológicas.

¿Cuáles efectos tiene el ozono en la salud? 

El ozono causa irritación de ojos nariz y garganta, provoca problemas cardiovasculares y afecta en particular a personas con asma o con problemas respiratorios y pulmonares. Afecta, incluso, a otros seres vivos como animales y a plantas. Las autoridades recomiendan evitar actividades al aire libre, ya sean recreativas, deportivas o cívicas.

¿A quién afecta más?

Las personas más vulnerables son los niños, adultos mayores, mujeres embarazadas y personas con problemas respiratorios y cardiovasculares. Los niños sufren en particular los efectos de la contaminación porque su cuerpo aún está en desarrollo y pueden arrastrar esos problemas durante la etapa adulta. Los adultos mayores son vulnerables por el deterioro de sus órganos por la edad.

¿Cuál es la zona más contaminada de la ciudad?

Los contaminantes suelen producirse más en el centro y en el norte de la ciudad, pero los vientos suelen empujar la nube de químicos hacia el sur. Esto provoca que se puedan identificar altos niveles de contaminación en prácticamente todo el Valle de México.

¿Es esta la peor contingencia ambiental?

Ninguna contingencia ambiental había durado tantos días seguidos. La CAME aclara que esta contingencia está lejos de ser la mayor que se haya registrado. De hecho, el año pasado se registraron niveles de concentración de ozono más preocupantes. La contaminación de mediados del año pasado fue tan intensa que las autoridades decidieron modificar el programa de contingencias ambientales para prevenir que la mala calidad del aire afecte la salud de los capitalinos. Se bajó el máximo permitido antes de declarar una contingencia de 180 puntos a 150 y se cambiaron las disposiciones del Hoy No Circula. Con las normas de 2016, no se habría decretado una contingencia ambiental, aunque eso no quiere decir que la calidad del aire sea óptima.

¿Qué se puede esperar para los próximos días?

Hay que estar pendientes de los reportes de la CAME. Las contingencias siempre se decretan durante las siguientes 24 horas. Si la contaminación disminuye, puede levantarse, pero si las autoridades consideran que aún representa un riesgo a la salud, se prolonga. 

Con información de la CAME.

Más información