Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis gráficos que explican a quién rechaza Europa en sus fronteras

España denegó la entrada a casi 200.000 extranjeros en 2016, más que ningún otro país de la UE. Alemania fue el país que más órdenes de expulsión emitió

La inmigración es en un asunto candente que ha dejado al descubierto las paradojas de la Unión Europea y causado profundas tensiones que han contribuido al Brexit, al auge de los populismos y ahondado las discrepancias en la gestión de los refugiados. Trátese refugiados sirios o de los denominados "inmigrantes económicos", el club comunitario todavía no ha encontrado la receta que complazca a todos los miembros para gestionar esta faceta de la política europea. Aunque, en líneas generales, la hoja de ruta está clara: más controles, más expulsiones y más acuerdos para expulsar a los indocumentados.

INMIGRANTES LOCALIZADOS EN SITUACIÓN IRREGULAR EN EUROPA

Alemania, destino europeo anhelado por la mayoría de sirios que huyen de la guerra, fue el país donde las autoridades detectaron a más inmigrantes en situación irregular en 2016: 370.000, según los datos de Eurostat. Las estadísticas del año pasado, sin embargo, no recogen todavía la información relativa a Grecia, país donde el flujo de refugiados que quería alcanzar el norte de Europa se atascó con el cierre de la ruta balcánica. En 2015, Atenas había registrado a casi un millón de indocumentados en su territorio.

EVOLUCIÓN POR PAÍS

Francia fue el segundo país, por detrás de Alemania, con el número más alto de extranjeros en situación irregular localizados en el territorio en 2016: 91.985, más del doble que en España, donde la cifra no llegó a los 40.000, según los últimos datos de Eurostat.

RECHAZOS EN FRONTERA EN EUROPA

EVOLUCIÓN POR PAÍS

En lo que sí España es campeona es en rechazos en la frontera: en 2016 negó la entrada a su territorio a casi 200.000 personas, la mayoría por los enclaves españoles de Ceuta y Melilla, las únicas fronteras terrestres de la UE con África. Le sigue Francia, con algo más de 60.000 rechazos, y Polonia, con 34.000. Hace casi una década, en 2008, España llegó a denegar la entrada a más de medio millón de extranjeros, según Eurostat.

ÓRDENES DE EXPULSIÓN Y EXPULSIONES EJECUTADAS EN EUROPA

EVOLUCIÓN POR PAÍS

Órdenes de expulsión

Ejecutadas

El pasado marzo, la Comisión Europea instó a los Estados miembros a expulsar a un millón de migrantes en situación irregular con el objetivo de impulsar sus políticas de retorno forzoso, uno de los aspectos que la UE quiere mejorar y que desde el año pasado tiene el apoyo de Frontex, la agencia europea de fronteras. El año pasado, la UE solo logró deportar a la mitad de los extranjeros que tenían una órden de expulsión, un porcentaje superior al registrado el año anterior, cuando fue del 36%. En 2016, Alemania fue el país que más retornos ejecutó, también por ser el principal destino de refugiados y migrantes de los últimos años.

El proyecto The New Arrivals está financiado por el European Journalism Centre con el apoyo de la Fundación Bill & Melinda Gates

Más información