Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marruecos condena a 18 meses de cárcel a 25 activistas de Alhucemas

Los principales coordinadores del Movimiento que organizó las protestas están aún a la espera del juicio

Manifestación de jóvenes en Alhucemas contra la política del Estado marroquí en el Rif, el pasado 11 de junio.
Manifestación de jóvenes en Alhucemas contra la política del Estado marroquí en el Rif, el pasado 11 de junio. AFP

El tribunal de primera instancia de Alhucemas condenó este miércoles a 18 meses de cárcel a 25 activistas pertenecientes al llamado Movimiento Popular que viene organizando protestas desde hace siete meses en esta ciudad rifeña de 56.000 habitantes. Otros siete han sufrido penas de dos a seis meses de prisión en régimen de libertad condicional y cuatro han sido absueltos. No obstante, la mayoría de las personas que estaban al frente del Movimiento, como el líder del mismo, Nasser Zafzafi, se encuentran encarcelados en Casablanca a la espera del juicio.

 Adil El Hilali, uno de los letrados defensores, afincado en Alhucemas, indicó a este diario: “La mayoría de los condenados están acusados de actuar con violencia contra las fuerzas del orden público y por manifestarse sin autorización, en los días finales de mayo, tras la orden de arresto de Nasser Zafzafi. Aunque algunos abogados defensores vamos a recurrir la sentencia, la mayoría de los condenados, que ya están en prisión, seguirán en la cárcel hasta cumplir los 18 meses de condena”. El abogado añadió: “El ambiente en Alhucemas es muy triste. “La ciudad está llena de policías. Es muy díficil saber cuántas personas hay arrestadas o esperando juicio porque cada día arrestan a alguna. Probablemente haya más de 90 personas detenidas”.

Otro letrado defensor, Abdessadek El Bouchtaoui, denunció que su cliente, Mourad Zafzafi, primo del líder del Movimiento, ha sido torturado durante su arresto. El Bouchtaoui, indicó que Mourad Zefzafi fue violentado “física y moralmente”. Señaló que la policía le llamaba “hijo de español” y le amenazó con violarlo.

El anuncio de las condenas coincidió con la visita oficial de Emmanuelle Macron a Rabat, en su primer viaje al Magreb como presidente. Varias organizaciones humanitarias y de marroquíes asentados en Francia difundieron esta semana una carta abierta a Macron donde señalan: “Francia, país de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, de 1789, no puede quedarse indiferente ante la negación del derecho a la expresión pacífica de la población del norte, así como de otras regiones de Marruecos. Vuestra visita a Marruecos puede servir de ocasión para trasladar a las más altas autoridades de este Estado las inquietudes y preocupaciones en cuanto a las libertades fundamentales y a la falta de respeto hacia las convenciones internacionales”.

Más información