Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El asesinato de 8 personas en una guardería de China fue un ataque con bomba

La policía asegura que el autor del "acto criminal" ha muerto y refuerza la seguridad en la zona

Escenario de la explosión, en una guardería en la ciudad de Xuzhou.
Escenario de la explosión, en una guardería en la ciudad de Xuzhou. AFP

La policía china ha calificado de "acto de naturaleza criminal" la explosión de "una bomba artesanal" en una guardería de la ciudad de Xuzhou, en el este de China, que este jueves provocó al menos 8 muertos y 65 heridos, entre ellos algunos niños. El artefacto fue construido y activado por un hombre de unos 22 años, supuestamente afectado por una enfermedad nerviosa, que falleció como consecuencia del estallido, según han informado las autoridades locales.

El viceministro de Seguridad Pública, Huang Ming, viajó a la localidad del suceso para supervisar las investigaciones, mientras el ministro de la cartera, Guo Shengkun, ordenó aumentar las medidas de prevención en zonas con alta densidad de población. El Gobierno ha ordenado una investigación a fondo del suceso.

El autor del ataque, de apellido Xu, había alquilado una habitación en las proximidades del jardín de infancia, donde se ha hallado material para la fabricación de explosivos, según las autoridades Fengxian, que aseguran que han encontrado restos genéticos coincidentes en este piso y en el lugar del ataque. En la pared del cuarto estaban escritas las palabras "muere", "muerte" y destrucción, según la policía

Según las últimas informaciones de la agencia oficial Xinhua, no hay alumnos ni profesores entre las víctimas de la explosión. El incidente se ha producido en la ciudad de Xuzhou, en la provincia de Jiangsua, poco antes de las cinco de la tarde hora local (las diez, hora peninsular española) a la entrada de la guardería, justo cuando los niños y sus familias salían del establecimiento, mientras que otros pequeños aguardaban a la llegada de sus parientes para recogerles.

Según la cadena estatal de televisión CCTV, dos personas fallecieron en el acto y otras seis murieron posteriormente en el hospital. En un vídeo divulgado por este canal se aprecia una escena caótica a la entrada de la guardería, con numerosos adultos y menores tirados en el suelo junto a manchas de sangre en el asfalto. En la grabación se oyen gritos de ciudadanos que piden ayuda e instan a otros a llamar al teléfono de urgencias, mientras algunos de los heridos tratan de levantarse y comienzan a llegar camillas.

CCTV publica imágenes de un médico atendiendo a un menor que permanece inmóvil en una camilla de un hospital. A su espalda aparecen varias enfermeras trasladando a otros pacientes con quemaduras visibles.