Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se levanta el paro de maestros: los niños colombianos vuelven a clase

El Ministerio de Educación y el principal gremio de profesores llegan a un acuerdo tras 37 días en huelga

La marcha de las antorchas, una de las maneras de movilización que han usado los profesores colombianos.
La marcha de las antorchas, una de las maneras de movilización que han usado los profesores colombianos. REUTERS

Los profesores de Colombia y el Ministerio de Educación han llegado a un acuerdo que termina con 37 días de huelga. Más de ocho millones de estudiantes que acuden a colegios públicos y sus 322.473 maestros podrán volver a clase. Ambas partes han pactado 21 puntos para mejorar las condiciones salariales de los maestros de manera progresiva, además de garantizar inversión pública en infraestructura, transporte y alimentación escolar.

"La prioridad del Gobierno fue siempre alcanzar un acuerdo que reconozca la labor de los maestros", ha dicho Yaneth Giha, titular de la cartera. "Se satisfacen los intereses de la educación pública y se plantea una reforma a nivel constitucional", ha acompañado Carlos Rivas, representante de Fecode, principal gremio del sector en referencia al proyecto en el que participarán alcaldes, gobernadores, instituciones educativas y el Congreso para asegurar más recursos a la Educación.

Una de las demandas de los docentes que ha encallado la negociación hasta alargarla más de un mes pretendía una nivelación salarial hasta 2021 que el Ministerio de Educación no aceptaba porque "no podía comprometerse con recursos del siguiente Gobierno". Un profesor en Colombia gana entre 260 dólares (para aquellos que acaban de empezar) y 1.570, en el caso de profesionales con más de 15 años de experiencia, un máster, una especialización y un doctorado, según datos de Fecode. Finalmente, esta compensación anual se ha conseguido, pero la ministra no ha especificado una fecha límite. Además, los profesores recibirán una bonificación del 6% de su salario en 2018, que aumentará al 11% en 2019 y hasta el 15% en 2020.

En el capítulo de mejoras educativas, ambas partes se comprometen a plantear una hoja de ruta que incluya en el sistema educativo a los menores de seis años que hasta ahora se quedaban fuera. Millones de niños no podían matricularse en escuelas públicas porque carecían de cursos de preescolar, una demanda que estaban asumiendo instituciones privadas, en el caso de las familias que podían pagar esta educación. En un país donde la jornada única es un privilegio del que se benefician solo medio millón de estudiantes de los más de ocho millones que hay en Colombia, el Ministerio y Fecode han acordado conseguir su puesta en marcha en todo el territorio. "En el corto plazo vamos a revisar que se cumplan las condiciones adecuadas para su implementación, y en el mediano y largo plazo dejaremos planteado un proyecto para que la expansión se haga de forma articulada y sostenible", ha asegurado Giha.

Los colegios colombianos, según se contempla en el acuerdo, se convertirán en "espacios para la formación en derechos humanos, convivencia ciudadana y para consolidar la paz en todo el territorio". El pacto incluye otros 15 puntos en materia de "política educativa, garantías sindicales, salud de los docentes, prestaciones sociales, bienestar", que no han sido detallados.

Media hora después de que terminara la declaración pública de la ministra de Educación y el gremio de maestros, el presidente del Gobierno, Juan Manuel Santos, ha comparecido ante los colombianos para recordarles que reconoce y protege la protesta social, al mismo tiempo que le ha enviado un mensaje claro a los maestros. "Les hemos entregado más de 7.000 becas de maestría", ha dicho entre otros ejemplos. El mandatario ha vuelto a reiterar que el presupuesto en Educación ha seguido creciendo por encima del destinado a Defensa, especialmente con la firma de paz con la guerrilla de las FARC. "En estos siete años hemos invertido 212 billones de pesos para fortalecer la educación. Casi el doble de lo que recibe cada año el gobierno nacional por impuestos".

Un discurso en el que ha ido enumerando las iniciativas de su Gobierno sin margen para la autocrítica: "Desde 2011 decretamos la gratuidad educativa. Ya hemos entregado 37 millones de textos de lenguaje y matemáticas. Hemos dado 2,5 millones de tabletas a niños de escasos recursos. Como un niño con hambre no aprende, fortalecimos el Plan de Alimentación Escolar. Ahora entregamos más de 5,7 millones de raciones diarias en todo el país". Un relato que dista mucho del que desde hace más de un mes los maestros han esgrimido para salir a manifestarse en las calles de las principales ciudades de Colombia.

Más información