Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados muertos los siete marineros de EE UU desaparecidos tras un accidente en el Pacífico

Los equipos de rescate acceden a los compartimentos dañados del USS Fitzgerald, que chocó de madrugada con un carguero frente a la costa de Japón

Los cuerpos de los siete marineros desaparecidos el sábado tras un choque entre un destructor de Estados Unidos y un carguero en el Pacífico fueron hallados este sábado dentro del buque, según informó la Marina estadounidense. El sábado por la noche aún se desconocían las causas del siniestro, que se produjo en la madrugada anterior a unos 100 kilómetros de la costa de Tokio.

La parte dañada del USS Fitzgerald, amarrado en el puerto de Yokosuka.

“Cuando los equipos de rescate lograron acceder a los espacios que habían sido dañados en el choque de esta mañana, los marineros desaparecidos fueron localizados en los compartimentos de carga inundados”, explicó la Marina en un comunicado, 24 horas después del suceso inicial. Los cuerpos han sido trasladados al Hospital Naval de Yokosuka, donde se encuentra amarrado el buque. El Ejército informará a las familias antes de comunicar los nombres de los fallecidos.

El suceso ocurrió a las 2.30 de la madrugada del sábado. Otras tres personas, incluido el comandante del destructor USS Fitzgerald, Bryce Benson, resultaron heridas. Las imágenes conocidas este sábado muestran un importante daño en el lado estribor del destructor, amarrado en el puerto de Yokosuka. El mercante filipino con el que chocó es tres veces más grande que el destructor.

El Ejército de EE UU está investigando aún las causas del sinestro. “Cuando se haya completado la investigación se podrá atender a las consideraciones legales”, dijo a Reuters un portavoz de la Séptima Flota. Según medios japoneses citados por la misma agencia, las autoridades niponas investigan la posibilidad de una “negligencia profesional”, pero no está claro a cuál de las dos embarcaciones se refieren.

El mercante, ACX Crystal, navegaba para la compañía japonesa Nippon Yusen KK. La empresa dijo en un comunicado que está cooperando con las autoridades para esclarecer los hechos. El barco llevaba 1.080 contenedores desde Nagoya a Tokio. Los 20 tripulantes a bordo, todos filipinos, resultaron ilesos. En imágenes de marinetraffic.com, el barco filipino hace un brusco giro de 180 grados unos 25 minutos antes del accidente.

El vicealmirante de la Marina de Estados Unidos, Joseph Aucoin, explicó este domingo que los daños sufridos por el destructor "fueron muy significativos" y que el buque de guerra "estuvo a punto de hundirse" tras la colisión porque se produjo una perforación del casco debajo de la línea de flotación. "Los esfuerzos desesperados de control de daños por parte de la tripulación lograron salvar la nave", dijo. La reparación del barco "llevará meses", aseguró Aucoin.

En el USS Fitzgerald viajaban en el momento del choque unas 200 personas, muchas de las cuales estaban durmiendo. El comandante Benson "tiene suerte de estar vivo", aseguró Aucoin, porque su camarote fue uno de los que quedó "destrozado" tras la colisión. La nave, que recibió el golpe en su lado estribor, sufrió daños significativos en una de las salas de máquinas y la de radio. El buque tardó varias horas horas para regresar a su puerto de origen, la base naval estadounidense en la ciudad de Yokosuka, bombeando agua hacia fuera durante todo el trayecto y ayudado por remolcadores.

En Estados Unidos, el presidente Donald Trump expresó en Twitter sus “oraciones por los marinos del USS Fitzgerald y sus familias” horas antes de que se encontraran los cadáveres. “Gracias a nuestros aliados japoneses por su ayuda”, añadió. En términos parecidos se expresó el vicepresidente, Mike Pence.

Más información