Esperando a Francisco

La Iglesia católica ha logrado consolidarse en las dos últimas décadas como la principal institución de la sociedad civil cubana. Un logro que no hubiera sido posible sin un pacto con el Gobierno, que les ha reportado ventajas mutuas