Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos centenares de policías detenidos en el norte de México

El Estado de Nuevo León lanza una investigación masiva en las fuerzas de seguridad por vínculos con los carteles de la droga

Policías de Monterrey, en la escena de un crimen el pasado 1 de octubre.
Policías de Monterrey, en la escena de un crimen el pasado 1 de octubre. REUTERS

 

Un total de 172 policías municipales del norteño estado mexicano de Nuevo León (frontera con EE.UU) han sido retenidos desde el pasado fin de semana para ser investigados por sus presuntos nexos con el narcotráfico y el crimen organizado, informó hoy una fuente oficial.

De este grupo, 142 están bajo investigación y los otros 30 están en situación preventiva para ampliar indagaciones sobre sus presuntos nexos con la delincuencia organizada, detalló un portavoz del Consejo de Seguridad de Nuevo León.

La fuente explicó que desde el pasado fin de semana se inició un operativo a cargo de un grupo de soldados, marinos y policías federales para detectar a aquellos agentes que pudieran formar parte de grupos criminales como Los Zetas y el cartel del Golfo.

Mencionó que la mayoría de los policías pertenece a las localidades rurales de Hidalgo, Ciénega de Flores, Benito Juárez, así como del municipio del Carmen, donde fueron detenidos el director de corporación policial junto con 22 agentes más.

Según la fuente, como parte de la investigación los detenidos son trasladados a la academia de la policía estatal para aplicarles un examen de confianza.

En el municipio de Santa Catarina han sido detenidos 44 policías municipales, después de que un grupo de hombres armados, que supuestamente trabajan para Los Zetas, acusara a los agentes de proteger a este cártel.

Si bien, un total de 261 funcionarios -207 policías y 54 agentes de tránsito-han sido destituidos, según ha informado el alcalde de este municipio, Gabriel Navarro Rodríguez, en su mayoría, por ausentarse durante el registro efectuado el pasado fin de semana por las Fuerzas Armadas en las dependencias policiales.

De este total, ha indicado el edil, 113 están siendo investigados, lo que representa el 45% del personal de este cuerpo de seguridad, por su presunta vinculación con las organizaciones criminales que operan en este estado mexicano, según informa el diario El Universal.

Tras este operativo, Santa Catarina, municipio perteneciente al área metropolitana de Monterrey, capital de Nuevo León, se ha quedado con tan solo 61 policías y 42 agentes de tránsito, por lo que su alcalde ha solicitado el apoyo de los militares para garantizar la seguridad de sus 320.000 habitantes.

Las corporaciones municipales, de las cuales el 90 por ciento tienen menos de cien agentes y cuyos integrantes reciben salarios muy bajos, son fácilmente sobornables, además de que su capacidad de fuego es superada por las organizaciones criminales.

En los últimos tres años Nuevo León ha registrado altos niveles de violencia producto de la pugna entre los cárteles de las drogas por el control del territorio, que en los últimos 12 meses ha cobrado la vida de más de 1.300 personas, incluidos unos 90 policías.