Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos siete militares muertos por coches bomba del ISIS en el Sinaí

El Ejército egipcio asegura que ha matado a 40 extremistas durante enfrentamientos en la región

El Sinai
Imagen publicada en enero por el Estado Islámico de sus milicianos en el Sinaí. AP

El Ejército de Egipto ha informado de que sus tropas han sufrido este viernes varios ataques con coches bomba a puestos de control de sus tropas en el Sinaí, perpetrados por la rama egipcia del Estado Islámico (ISIS, en inglés). Un comunicado de las Fuerzas Armadas ha indicado que hay 26 soldados muertos o heridos. Una fuente de seguridad que pidió el anonimato ha dicho a France Presse que son siete los fallecidos, y la agencia Reuters ha informado de 10 muertes en las dos explosiones iniciales. El Ejército ha asegurado además que 40 milicianos fueron asesinados durante los enfrentamientos.

Varias ambulancias han acudido a la zona de los ataques, en localidad de Rafah, cerca de la frontera con la Franja de Gaza. El comunicado, difundido a través del Facebook oficial de las Fuerzas Armadas, no especifica cuántos coches bomba explotaron en el ataque, ni los lugares exactos.

El portavoz del Ejército ha detallado que las tropas egipcias lograron abortar otros ataques por parte de combatientes takfirí (radical) contra varios puestos de control. Han destruido seis vehículos y matado a 40 terroristas.

Desde que el ejército derrocó en 2013 al presidente Mohamed Mursi, miembro de los Hermanos Musulmanes, diversos grupos yihadistas, entre ellos la filial local del Estado Islámico, han multiplicado los atentados contra los militares y los policías, causando cientos de muertos en sus filas, sobre todo en la península del Sinaí. Los turistas y la comunidad cristiana copta también han sido blanco de ataques sangrientos. En 2015, un avión ruso fue derribado con 224 pasajeros a bordo que murieron.

Los yihadistas de la región prometieron lealtad al Estado Islámico a finales de 2014, y supuestamente establecieron la "provincia del Sinaí" del Califato en la península, en el límite con Israel y Gaza. Sin embargo, a diferencia de Siria e Irak, han sido incapaces de apoderarse de centros de población. En cambio, han tratado de mantener una guerra de desgaste que incluye bombardeos en carreteras, uso de francotiradores y ataques a puntos de control, como los ocurridos este viernes, señala France Presse.