Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

De mansión del narco Pablo Escobar a hotel de cinco estrellas

El complejo tiene 35 habitaciones y conserva algunos detalles propios de una guarida de malhechores, como un túnel que recorre todo el perímetro

  FOTOGALERÍA | ASÍ ES LA MANSIÓN DEL NARCO PABLO ESCOBAR  Ver fotogalería
FOTOGALERÍA | ASÍ ES LA MANSIÓN DEL NARCO PABLO ESCOBAR

La residencia de verano de Pablo Escobar, uno de los delincuentes más legendarios del planeta, es ahora un hotel de cinco estrellas con 35 habitaciones en el que se puede pasar la noche desde 450 euros. Con unas estancias que llegan hasta los 70 metros cuadrados, con vistas al mar y frondosos jardines, el complejo situado en Tulum, en el sureste de México, alberga algunos detalles que llevan el sello del temido narcotraficante, abatido en 1993 en Medellín (Colombia).

Quedan también rastros propios de la guarida de un malhechor, como un túnel que recorre todo el perímetro y unos tejados que facilitan la vigilancia privada. La villa promete:  "Su experiencia será como ninguna otra". El fundador del sanguinario cartel de la droga paseó por las estancias de las que ahora cuelga una colección de arte contemporáneo del mecenas neoyorquino Lio Malca, que adquirió la mansión en 2012 y la bautizó como Casa Malca. 

El narcotraficante, que se hizo con la propiedad en los años 80, tenía debilidad por las grandes mansiones. Tras su muerte, en diciembre de 1993, la villa estuvo deshabitada durante una década. Malca se enamoró de Tulum y decidió adquirirla.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Más información