Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de polacos se manifiestan contra las polémicas reformas judiciales

El Ejecutivo podrá nombrar magistrados sin consultar el sector judicial, algo que según los críticos va contra la separación de poderes

Manifestación este domingo en Varsovia (Polonia) en contra la reforma de la justicia.
Manifestación este domingo en Varsovia (Polonia) en contra la reforma de la justicia. EFE

Varios miles de polacos se han manifestado este domingo en las principales ciudades de Polonia en contra de las controvertidas reformas judiciales que, según los críticos, atentan contra la independencia del Poder Judicial, ha informado la agencia Efe. La reforma permite al Ejecutivo nombrar magistrados sin consultar el sector judicial.

Unas 4.500 personas han protestado en Varsovia, según la policía. El Ayuntamiento eleva la cifra de asistentes a la protesta a más de 10.000, según Reuters. También ha habido manifestaciones, aunque menos multitudinarias, en otras ciudades como Cracovia y Katowice. Las críticas se centran en que la reforma diluye la separación de poderes. 

El Gobierno de la agrupación nacionalista conservadora Paz y Justicia (PiS) considera que el cambio legislativo es necesario y sostiene que el sistema judicial actual es inoperante. Para que entre en vigor, aún debe ser firmada por el presidente, Andrzej Duda. Desde su llegada al poder en 2015, el PiS ha aprobado varias medidas controvertidas que han generado protestas y críticas dentro y fuera de Polonia.

El PiS, que llevaba la reforma profunda del sistema judicial en su programa electoral, ha criticado en numerosas ocasiones el funcionamiento de los tribunales, las demoras de los juicios y el corporativismo de los magistrados, a los que se ha acusado de estar alejados de la realidad y los problemas de los ciudadanos. La oposición ha criticado la reforma y el líder de la principal fuerza opositora, Grzegorz Schetyna, ha hablado de "golpe de Estado", ya que, a su juicio, con la medida el PiS se sientan las bases para imponer "un Gobierno dictatorial".

Estas acusaciones no son nuevas y se suman a las fuertes críticas a otras reformas impulsadas por el mismo partido desde que llegó al poder en 2015, en especial la reforma del Tribunal Constitucional, cuestionada por la Comisión Europea, que abrió una investigación el pasado año para determinar si vulnera el Estado de derecho. El Ejecutivo comunitario también se ha sumado a las críticas hacia esta nueva reforma, y la próxima semana se reunirá para analizar la situación en Polonia.

El Parlamento polaco aprobó el cambio legislativo el pasado miércoles con 227 votos a favor y solo cinco en contra en una Cámara de 460 diputados, ya que la mayoría de la oposición decidió no pronunciarse en señal de protesta. Con la nueva ley, 15 de los 25 miembros del Consejo Nacional de la Judicatura, hasta ahora elegidos por los propios jueces, pasarán a ser designados por el Parlamento, dominado por el partido gobernante, el PiS. Además, el ministro de Justicia podrá nombrar a los presidentes de los tribunales regionales y de apelación, una función que hasta ahora correspondía al poder judicial.

El Ejecutivo sostiene que la reforma del Consejo Nacional de la Judicatura no supone un ataque a la independencia de ese estamento y afirma que tiene como objetivo agilizar y mejorar el funcionamiento de la administración de justicia.

Más información