El Vaticano dispensa de forma definitiva al presidente electo de Paraguay

En una decisión sin precedentes, el Papa ha suspendido definitivamente del estado clerical a Fernando Lugo.- El ahora ex obispo agradece al pontífice "por una decisión que no ha sido fácil"

AGENCIAS / ELPAÍS.com Asunción 30 JUL 2008 - 21:20 CET

El Vaticano ha confirmado hoy que el presidente electo de Paraguay, Fernando Lugo, puede dejar los hábitos. El nuncio apostólico en ese país, Orlando Antonini, ha anunciado que el papa Benedicto XVI le concede "la pérdida del estado clerical con todas las obligaciones, sea como sacerdote, sea como obispo o sea como religioso del Verbo Divino". Es la primera vez en la historia de la Iglesia dispensa a un obispo.

Tras reunirse con Lugo en Asunción, Antonini ha leído un comunicado del Vaticano que asegura que su trabajo como presidente "no es compatible con las obligaciones del ministerio episcopal del estado clerical". También dice que, a partir de hoy, Lugo podrá dejar el celibato e inclusive casarse, porque la dispensa es definitiva o perpetua, "a menos que la autoridad suprema examine caso por caso".

"Qué amor ha de tener Benedicto XVI por nuestro país", ha respondido Lugo, al destacar que una parte del decreto vaticano señala que la decisión fue tomada "pensando en el Paraguay". El próximo mandatario también ha agradecido "sinceramente a Su Santidad por una decisión que no ha sido fácil para el Vaticano porque no hay precedentes".

El ex sacerdote Juan María Carrón, al ser consultado por el periódico La Nación de Paraguay, ha calificado de "rara" la medida. "No conozco otro caso que lo haya hecho con un obispo", dice. "Puede ser que haya existido, pero lo habrán hecho con mucha discreción, y en este caso es público que se le da la reducción al estado laical a un obispo, con lo cual él queda totalmente desligado de la vida clerical".

Según Carrón, Lugo está exonerado de celebrar los sacramentos, como la confirmación o el bautismo. "Queda en condición de laico, miembro del pueblo de Dios, pero laico".

El 18 de diciembre de 2006 el ex obispo, que asumirá la presidencia el próximo 15 de agosto, solicitó al Papa la baja para presentarse a las elecciones presidenciales paraguayas como representante del partido de coalición de centroizquierda Alianza Patriótica para el Cambio. Un mes más tarde, el ex sacerdote de 57 años fue suspendido temporalmente de sus funciones por el Papa, mientras tomaba la decisión definitiva anunciada hoy.

Si después de terminar su periodo presidencial quiere retomar los votos religiosos, su caso deberá ser estudiado por el Vaticano. Pero Carrón no es optimista: "Ha habido muchos sacerdotes, no obispos, reducidos al estado laical que han pedido su reincorporación y no conozco un caso en el que hayan sido reincorporados".

Según el comunicado leído por Antonini, "monseñor Lugo" ha sido "suspendido en el ejercicio sacerdotal" tras varios intentos para disuadirlo de hacer lo contrario. Hasta que se hizo candidato, Lugo era obispo de San Pedro, la región más pobre de Paraguay.

Otras noticias

El presidente electo de Paraguay, Fernando Lugo, saluda al nuncio Orlando Antonini en Asunción. / AFP

Últimas noticias

Ver todo el día

Semana fatal para Cuauhtémoc, Santos y Bill Cosby

Corresponsales internacionales y analistas ponen la calificación en Washington

¿En qué está América Latina?

Entrevista con Michael Reid, editor y autor de la columna Bello de The Economist

La reforma migratoria de Obama: ¿buen fin pero camino equivocado?

Los corresponsales de EL PAÍS y 'El Universal' y especialistas debaten sobre la última medida del presidente estadounidense

Nuevo error policial en Nueva York

Un agente inexperto mata a un joven negro desarmado en unas viviendas de Brooklyn

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana