Medvédev ordena investigar la muerte de un abogado en prisión preventiva

La Fiscalía ha abierto una causa criminal sobre el fallecimiento de Serguéi Magnitski, denunciada por organizaciones de derechos humanos

La Fiscalía rusa ha abierto hoy una causa criminal sobre la muerte en prisión preventiva de Serguéi Magnitski, después de que el presidente Dmitri Medvédev ordenara investigar las causas del fallecimiento de ese abogado que representaba los intereses de un empresario norteamericano vetado en Rusia.

Magnitski, en prisión desde hacía un año, llevaba tiempo enfermo, pero todas sus peticiones de asistencia médica habían sido ignoradas, incluida la que avaló la Asociación Internacional de Juristas, que en junio dirigió una carta abierta al presidente de Rusia. Hasta su fallecimiento el 16 de noviembre en la cárcel de Butírskaya, las condiciones de detención del letrado fueron empeorando progresivamente, como documentan los fragmentos de su correspondencia y su diario publicados por la prensa esta semana. Ella Pamfílova, la jefa de un consejo de defensores de derechos humanos y representantes de ONG adscrito a la presidencia del Estado, planteó el tema el lunes a Medvédev.

El Instituto de Derechos Humanos de la Asociación Internacional de Juristas se había dirigido ya a Medvédev el 8 de junio pasado para expresar una profunda preocupación por el "intolerable tratamiento por parte los órganos de orden público" que estaba sufriendo Magnitski y solicitó al jefe del Estado que asegurara el cumplimiento de las obligaciones internacionales de Rusia sobre la protección de los juristas.

El letrado fue arrestado después de denunciar a representantes de la policía por su supuesta implicación en un fraude en el que habrían utilizado documentos incautados en los registros de tres filiales de Hermitage Capital Management. Esta compañía operaba en Rusia desde 1996 y había sido fundada por William Browder, un empresario de éxito con buen conocimiento de las vinculaciones locales entre los negocios y la política. Después de que decidiera investigar la estructura de propiedad de la petrolera Surgutneftegaz, a Browder le fue vetada la entrada en Rusia en 2005. Surgutneftegaz vende su petróleo a través de Gunvor, un operador controlado por el oligarca Guennadi Tymchenko, hombre considerado cercano a Vladímir Putin.

Browder ha dicho que no le dejan entrar en Rusia porque sus investigaciones contra la corrupción impedían "ganar dinero" a alguien muy bien situado. El empresario dijo al semanario New Times que en enero de 2007 durante el foro económico anual en la localidad suiza de Davos, había planteado su problema a Medvédev y éste, a la sazón viceprimer ministro de Rusia, le había "prometido" ayudarle a conseguir un visado.

"El asesinato de Magnitski es una nueva etapa en la historia de Rusia, que se transforma definitivamente en África. Después de esta historia, en los cócteles los inversores extranjeros no conversarán sobre quién los roba, sino sobre cómo los asesinan en en prisión preventiva", según la comentarista Yulia Latínina.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana