El tsunami pone en alerta las costas del Pacífico desde Canadá a Chile

Un muerto y cuatro desaparecidos en California. -Las olas cruzan Hawai sin grandes daños.- El mar se retira 30 metros y cae luego sobre las islas Galápagos, en Ecuador. -Perú pone en alerta las zonas costeras. -Centroamérica registra solo olas mínimas

YOLANDA MONGE / EL PAÍS Washington / Madrid 11 MAR 2011 - 19:18 CET

El tsunami originado por el terremoto de 8,9 en la escala de Richter en Japón ha puesto en alerta a las costas del océano Pacífico ante la posibilidad de que pueda llegar con cierta fuerza a un arco que parte de Canadá y recorre el litoral de los continentes norteamericano y sudamericano hasta Chile.

Estados Unidos

El tsunami originado por el terremoto ha dejado hasta el momento cuatro heridos y un desaparcido en la costa oeste de EE UU. A pesar de que el presidente Barack Obama pidió encarecidamente a la población de las áreas que pudieran ser afectadas que obedezcan a las autoridades cuando les requieran que evacuen, los cuatro heridos y la persona desaparecida desoyeron las instrucciones. El oleaje generado por el maremoto se llevó por delante a los cinco curiosos que se acercaron a ver de primera mano la anunciada llegada del tsunami. Cuatro fueron rescatadas por los equipos de salvamento en Oregón, pero una continúa desaparecida en el norte de California.

Las autoridades de Hawai, California y Oregón, en alerta, recomendaban abandonar los lugares al borde del mar y buscar refugio en zonas elevadas.

Uno de los lugares más afectados por el oleaje en California fue la localidad de Crescent City, situada en una bahía del condado Del Norte y conocida por ser vulnerable a los tsunamis. Su puerto quedó destruido por la marea y las embarcaciones sufrieron importantes daños, lo mismo que algunos edificios.

Las olas han pasado por las islas Hawai sin causar ningún "impacto enorme", según ha informado este viernes el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Bill Daley. "El tsunami ha atravesado Hawai y no parece haber ningún impacto enorme, lo que es extremadamente alentador", ha dicho Daley en una reunión del Consejo de Exportación del presidente estadounidense.

"Pero creo que el miedo enorme que había hace unas horas ha disminuido mucho, lo que es un alivio para todos nosotros", indicó, antes de reconocer que "siempre existe la posibilidad de que algo pueda ocurrir después", por lo que se está vigilando la situación. En Hawai, las primeras olas han llegado a las playas del sur de la isla de Oahu sin que se haya informado de daños importantes.

En las tres principales islas del archipiélago, Maui, Kauai y la Gran Isla de Hawai, la llegada del tsunami ha provocado el cierre de los puertos como medida de precaución, mientras que la Marina de EE UU ha ordenado a todos sus buques de guerra desplegados en Pearl Harbor que permanezcan en puerto para apoyar misiones de rescate en caso necesario.

Las autoridades de defensa civil han ordenado la evacuación de todas las zonas costeras del archipiélago a las 2.00 horas, unos 90 minutos antes de que la primera ola del tsunami alcanzara el archipiélago. Entre otros puntos geográficos, también ha sido evacuada la famosa playa de Waikiki, el principal hotel y el complejo turístico de Honolulu en la isla de Oahu.

Obama compareció ante la prensa para declarar que ha ofrecido al primer ministro de Japón, Naoto Kan, toda la ayuda que necesite para hacer frente al terremoto que ha sembrado de muerte y devastación el país asiático. "Nuestros pensamientos y nuestras plegarias están con el pueblo de Japón", ha dicho Obama, que el viernes por la mañana conversó por teléfono con Kan.

"Las imágenes que llegan de la zona son descorazonadoras", reconoció Obama. Estados Unidos ya ha movilizado dos portaaviones y varios barcos de socorro para asistir a las víctimas. En Japón están desplegados 38.000 soldados del Ejército de EE UU en las diferentes bases militares que el país tiene en Okinawa y otros 50.000 empleados del Gobierno.

Canadá

Las autoridades canadienses han emitido alertas para zonas de la Columbia Británica. El Gobierno ha avisado de que se ha generado un tsunami de baja intensidad que podría afectar a algunos edificios costeros o crear corrientes en algunos puertos y zonas costeras aisladas. Además, ha instado a los gobiernos locales a que evacuen inmediatamente las zonas costeras, playas y otras zonas que normalmente quedan por debajo de la marca de las mareas altas.

México

Las primeras olas del tsunami han llegado a América Latina por México, concretamente por la ciudad de Ensenada, en el estado de Baja California (norte). Unas olas que han sido más pequeñas de lo esperado, de un medio metro de altura, gracias a lo cual no se conocen ni víctimas ni daños. El presidente mexicano, Felipe Calderón, recomendó a la población evitar estar en las playas. Calderón divulgó varios mensajes a través de su cuenta en Twitter sobre la situación de la zona, que se encuentra en alerta. "Se espera oleaje de hasta un metro por encima de marea más alta", anunció.

"Baja California y Baja California Sur podrían recibir olas de hasta dos metros de altura por períodos de una hora durante doce horas", ha advertido citando datos del Centro de Investigación Científica y Educación Superior de Ensenada (CICESE). Aunque la situación no ha resultado tanto como se preveía, por si acaso Calderón recomendó "sacar embarcaciones mar adentro y evitar estar en las playas" hasta tanto "pueda confirmarse o descartarse efectos de tsunami" en esa zona.

Los siguientes impactos tendrán lugar en Puerto Vallarta, Manzanillo y Lázaro Cárdenas, Acapulco, Huatulco y Puerto Madero. En la ciudad mexicana de Mazatlán, en el Estado de Sinaloa, al noroeste, las cierras han cerrado en el principal distrito de negocios, y se ha clausurado al tráfico la carretera de la costa, ante la llegada prevista de olas de tres metros hacia las 19.00 GMT.

Ecuador

El tsunami llegó a las Islas Galápagos, a unos mil kilómetros de la costa, hacia las seis de la tarde locales (una de la mañana hora española), donde el mar se retiró 30 metros y posteriormente inundó zonas urbanas en la localidad de San Cristóbal, según dijo el presidente de Ecuador, Rafael Correa.

"Regresó el agua, inundó la población y sigue entrando", dijo el mandatario en una rueda de prensa en la que informó de que se han evacuado más de 240.000 personas que residían en las zonas costeras del país y de Galápagos (con 17.000 habitantes). "Está todo preparado en Galápagos. No hay riesgo de vidas humanas", aseguró Correa, quien advirtió de que sí habrá destrucción de bienes inmuebles "porque ha entrado el agua con fuerza". El país se encontraba desde la mañana en estado de excepción

Chile

El Gobierno chileno ha anunciado la inminente "evacuación preventiva" de los residentes en zonas "inundables" de la costa y ha confirmado que el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA) ha elevado de alerta a "alarma de tsunami" la observación sobre la isla de Pascua, el primer lugar del país -que el año pasado sufrió un devastador terremoto en el que murieron más de 50 personas- que podría sentir en las próximas horas los efectos del terremoto.

Previamente, Piñera ya ordenó tomar todas las medidas necesarias para los inminentes impactos del tsunami. Según, el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA), no será sino hasta las 23.23 horas (03.23 horas en España) que comiencen a sentirse los efectos del terremoto de Japón en la parte continntal de Chile, cuando puedan apreciarse las primeras olas en Arica, región homónima (norte). Los siguientes oleajes, según el informe del SHOA, tendrán lugar antes de la medianoche y de manera casi simultánea en Pisagua, Iquique, Antofagasta, el archipiélago Juan Fernández, Tocopilla, Caldera y Taltal.

"Desde las costas de Japón se forma una línea vertical de energía (de oleaje) que se movería por el Océano Pacífico rumbo a Chile, bajando por sus costas en la zona sur", ha comentado Jonathan Donaide Bórquez, director regional de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi), citado por el diario La Prensa Austral.

Por su parte, el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, se ha mostrado optimista ante los efectos del tsunami en Hawai, donde "las olas han llegado disminuidas", pero ha advertido de que "el SHOA y los demás organimos" de emergencia y prevención estarán atentos ante una eventual evacuación de las zonas costeras mientras "siga existiendo una alerta de tsunami.

Perú

Perú ha declarado el estado de alerta en los municipios de la zona del Pacífico, aunque el presidente Alan García ha descartado que exista "un peligro enorme". En la zona del pacífico podrían verse por la tarde (noche en España) olas de hasta un metro de altura. García ha anunciado que a las 15.00 horas (20.00 GMT) se dará a conocer un informe sobre las dimensiones de las olas que llegarán al litoral, ha informado la agencia oficial Andina.

"Invoco a la tranquilidad a todos, porque por la característica y la distancia, es previsible que, si llega, no serán olas de grandes dimensones", ha expresado el mandatario. García ha resaltado que "no existe un peligro enorme", sin embargo, ha recordado que Asia está próxima a Perú y "cualquier evento sísmico que se produzca en Japón podría ser la antesala a un evento sísmico" en esa nación sudamericana. "Debemos estar preparados y entrenados", ha avisado.

El capitán de fragata Atilio Aste, responsable del Sistema Nacional de Alerta de Tsunami de la Marina de Guerra de Perú, ha explicado que, de acuerdo a la información del Centro Internacional de Alerta del Pacífico en Hawai, "la primera ola" podría verse a partir de las 19.00 horas (00.00 GMT). "Hay posibilidades de que sea de baja altura, pero no descartamos que también sea considerable", ha dicho Aste en declaraciones a la emisora local RPP.

Centroamérica

Los países centroamericanos han levantado en la madrugada del sábado española la alerta preventiva ante el peligro de eventual ola gigante, que no se registró.

Panamá, Costa Rica, Guatemala, El Salvador y Honduras suspendieron el aviso preventivo después de que las autoridades constaran que el efecto del terremoto asiático se limitó a unas casi imperceptibles olas en sus costas del Pacífico. Nicaragua anunció que hará lo propio hacia las 21.00 horas locales (cuatro de la mañana del sábado en España), pese a que las olas también llegaron sin fuerza y no se registró ninguna situación anormal.

Otras noticias

Un policía chileno observa desde la isla de Pascua el mar a la búsqueda de las olas del maremoto / ROMINA AMATO (EFE)

FOTOGALERIA: Casas flotantes

La fuerza de las olas ha arrancado muchas casas de sus cimientos. / REUTERS / KYODO

Un terremoto de magnitud cercana a los 9 puntos en la escala de Richter ha arrasado la costa del Pacífico de Japón. De momento, una primera ola ha inundado campos y dejado casas aisladas, donde sus habitantes han tenido que refugiarse en la parte alta de las viviendas y esperan que los puedan rescatar, una misión, que de momento, se antoja muy complicada. Incluso el temblor y la pared de agua han llegado hasta una refinería que ahora se encuentra en llamas. Especial: Terremoto, Tsunami y Alerta Nuclear en Japón / AGENCIA ATLAS

Últimas noticias

Ver todo el día

“El pan no es un producto ‘gourmet’, no se debe disfrazar”

El maestro Xavier Barriga presenta su séptimo libro dedicado a uno de los platos catalanes más universales, la coca

Freixenet brinda en su espot navideño “por los próximos cien años juntos”

El presidente de la empresa de cava nunca ha escondido su oposición a la independencia

Compromisos europeos para Atlético y Real Madrid

Manolo García presenta su nuevo disco en ‘El hormiguero’. Un extraño caso para el equipo del Jeffersonian en ‘Bones’

Ley divina

Como en cualquier otro asunto de actualidad, la rotundidad de una imagen no evita que exista un cuestionamiento profundo de las actitudes entreveradas

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana