Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de refugiados libios continúan huyendo de los combates

Unos 8.000 libios han cruzado la frontera con Túnez este fin de semana. También aumenta la salida de barcos hacia Italia

Los combates entre los rebeldes y las fuerzas leales a Muamar el Gadafi están obligando a miles de refugiados a huir a pie hasta la frontera de Túnez y en barco a Europa, según ha asegurado Naciones Unidas. Mientras, siguen los enfrentamientos en varios puntos del país, aunque el frente lleva días estancado, con los rebeldes dominando el este y Gadafi el oeste. En Misrata, los rebeldes tratan de hacerse con el puerto, donde los ataques de los soldados de Gadafi y las minas dificultan la entrada de barcos. También se han producido ataques en la ciudad de Zintan.

"Este fin de semana, más de 8.000 personas, la mayoría de ellos de la etnia bereber, llegó a Dehiba al sur de Túnez. La mayoría son mujeres y niños.", ha afirmado el portavoz de ACNUR, Adrian Edwards, en una conferencia de prensa en Ginebra. El paso fronterizo de Dehiba ha cambiado de manos varias veces en los últimos días, por los combates entre los rebeldes y los soldados del régimen de Gadafi en torno a este punto. Incluso los enfrentamientos han llegado a cruzar la frontera tunecina. No sólo los combates dificultan la vida de los que deciden cruzar a Túnez por este punto, sino que una tormenta de arena en los últimos días "ha destruido cientos de tiendas y dos almacenes portátiles" instalados en la frontera, según Edwards.

"La mayoría de los refugiados libios abandonan Libia en grupos tribales. Muchos están eligen quedarse en los campos durante unos días antes de seguir para reunirse con familiares en Túnez", ha explicado el portavoz de ACNUR.

La otra vía para abandonar el país es el barco. Tras varios días de mal tiempo en el mar, los que eligen salir de Libia por mar han reanudado los viajes hacia Italia.

Combates>/b>

Según los rebeldes, unos 40 misiles Grad impactaron anoche en la ciudad de Zintan, la única ciudad junto con Misrata que sigue en poder de los rebeldes en el oeste del país. También en Misrata han vuelto los combates. Según un portavoz rebelde, en los barrios del este de la ciudad se registran enfrentamientos, pero los intensos bombardeos de la OTAN han proporcionado a los rebeldes el control del puerto, el cordón umbilical de la ciudad, por donde entran suministros y salen, a bordo de buques humanitarios, los heridos y refugiados.

En Trípoli, esta noche se han escuchado dos grandes explosiones, sin que se haya explicado cuál era el origen.