Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aplazado el juicio contra 'El Universo' de Ecuador

Uno de los tres jueces de la Corte Nacional de Justicia se encuentra enfermo

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, junto a sus abogados. EFE

Será la nueva Corte Nacional de Justicia de Ecuador, que se instalará este jueves 26 de enero, la que deberá resolver la instancia final de la demanda por injurias planteada hace menos de un año por el presidente, Rafael Correa, en contra de diario El Universo y sus principales directivos, y en la cual existe una sentencia previa de tres años de cárcel y 40 millones de dólares.

La audiencia, que había sido convocada para la mañana de este martes, y a la que acudió el presidente Correa, no pudo realizarse puesto que uno de los jueces que debía actuar en la diligencia judicial, Enrique Pacheco, se enfermó, y el titular de la sala penal que adoptaba conocimiento del caso señaló que no se podía designar a un juez de reemplazo.

"No quiero que ninguna de las partes se sienta lesionada al designar una persona que carece del conocimiento del proceso", afirmó el magistrado Luis Quiroz, titular de la sala penal.

La nueva Corte Nacional de Justicia, que acogerá el caso El Universo, asumirá funciones tras un proceso de varios meses de selección de nuevos magistrados de la Corte Nacional de Justicia, a cargo de un consejo de transición presidido por un delegado del presidente de la República.

Una vez conocida la suspensión de la audiencia de este martes, el presidente Correa señaló que la estrategia de la defensa del diario El Universo era demorar la instancia final “para deslegitimar a la nueva Corte” en caso de que los nuevos magistrados fallaran a favor del mandatario. El gobernante estuvo en la sala de audiencia acompañado de varios de sus ministros, así como de asambleístas oficialistas.

De su lado, el abogado del diario, Joffre Campaña, reprochó la respuesta dada por el presidente Correa en torno a las disculpas condicionadas ofrecidas este lunes por el director de El Universo, Carlos Pérez. “El presidente quiere que la gente se humille ante él, y nadie tiene en Ecuador por qué humillarse ante el presidente Correa”, dijo Campaña.

El director del periódico había señalado que firmaría una disculpa al presidente Correa por el artículo del ex editor de Opinión del diario, Emilio Palacio, que es motivo de la demanda del mandatario, siempre que el gobierno cumpla con tres condiciones: que desista de todas las demandas iniciadas contra periodistas, entregue documentación requerida por el rotativo en cumplimiento de la ley de acceso a la información pública, y consulte a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y a la ONU sobre el proyecto de Ley de Comunicación que se tramita en la Asamblea Nacional desde hace más de dos años.

El anuncio del directivo del diario se produjo porque el presidente Correa, de manera reiterada, durante todo el proceso en el caso El Universo, ha dicho que retiraría la demanda si los directivos del diario ofrecen unas disculpas públicas. A la medianoche de este lunes, sin embargo, el mandatario reprochó en su cuenta Twitter las disculpas condicionadas de Carlos Pérez, al señalar: “si deben disculparse por sus monstruosas calumnias, ¿por qué ponen condiciones?”

Diversas organizaciones periodísticas y medios de comunicación de Ecuador y el mundo han calificado a la demanda como un ataque a la libertad de expresión y al ejercicio democrático, mientras el presidente Correa ha insistido en que busca defender su honra tras el artículo publicado en febrero de 2011 por el ex editor de Opinión del diario, Emilio Palacio, quien cuestionó sus acciones durante la revuelta policial del 30 de septiembre de 2010, una jornada que concluyó con el rescate militar del mandatario de un hospital donde permaneció retenido por varias horas.

El texto publicado por Palacio señalaba: "El Dictador debería recordar, por último, y esto es muy importante, que con el indulto, en el futuro, un nuevo presidente, quizás enemigo suyo, podría llevarlo ante una corte penal por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente”.