Chávez anuncia una nueva "lesión" que le obligará a operarse otra vez en Cuba

El presidente venezolano ha informado de que esta lesión mide dos centímetros

Fue detectada durante un examen de rutina en La Habana el fin de semana

Se operará en la capital cubana este fin de semana

Hugo Chávez, durante la visita a una fábrica de vehículos donde hizo el anuncio sobre su estado de salud. / Palacio Miraflores (EFE)

La enfermedad de Hugo Chávez ha vuelto. Tras varios días de rumores acerca del agravamiento de su salud, el presidente ha anunciado este martes que deberá ser sometido a otra cirugía para extirparle una nueva "lesión" que le fue detectada este sábado y que, se presume, podría ser cancerígena. El 30 de junio de 2011 Chávez admitió que padecía cáncer y que había sido sometido a una cirugía en La Habana en la que le fue extraído un tumor “del tamaño de una bola de béisbol”. Sin pronunciar la palabra tumor, Chávez dijo en televisión: "A estas alturas no estamos seguros de que esa nueva lesión sea maligna, sin embargo, hay probabilidades altas de que lo sea porque está en el mismo lugar".

Desde que se declaró enfermo, Chávez se ha negado a revelar dónde está localizado su cáncer ni en qué estado de avance se encuentra. Sí ha explicado, en una llamada telefónica a un programa de opinión que transmite la televisión estatal VTV, que se operará en La Habana este fin de semana.

De pie, mientras pasaba revista a una fábrica de tractores bielorrusos próxima a inaugurarse en su Estado natal de Barinas, Chávez ha explicado que esta segunda lesión le fue detectada el sábado pasado, cuando viajó a Cuba en secreto para someterse a exámenes médicos de rutina. “En el examen se ha detectado una lesión en el mismo sitio donde fue detectado el tumor hace un año. Eso obliga a extraer esa lesión, a una nueva intervención quirúrgica. Así que me operarán de nuevo, se verificará si tiene relación con el tumor anterior y se informará”, ha dicho el presidente venezolano. De momento adelantó que la lesión tiene un diámetro de dos centímetros y que él se encuentra “en condiciones de enfrentar esta nueva batalla”.

Chávez evitó en todo momento usar la palabra tumor, aunque su referencia a las dimensiones de la afección, que se utiliza habitualmente en los procesos cancerosos, lleva a pensar que ha hablado implícitamente de un tumor, sea este benigno o maligno.

El mandatario, que desde junio pasado ha mantenido en secreto los detalles clínicos de su enfermedad, ha dicho que no tenía previsto dar tan pronto la noticia de esta segunda operación “pero como los rumores han ido creciendo me he visto obligado a adelantar la información”. Desde el domingo, circulaba la versión a través de las redes sociales y páginas webs locales y extranjeras acerca del empeoramiento de su estado de salud. El protocolo seguido hasta el momento indicaba que cada cuatro meses debía realizarse una revisión médica: en octubre había sido la última y en febrero correspondía la siguiente.

La primicia del viaje de Chávez a La Habana la dio el periodista venezolano Nelson Bocaranda, a través de su portal web Runrun.es y de su cuenta de Twitter. “Varias veces he escrito en estas páginas y en mi columna de El Universal que el mandatario no ha hecho caso ni a médicos ni a familiares, y ni siquiera a su octogenario mentor Fidel Castro, en cuanto al reposo requerido para superar los estragos de la enfermedad y el devastador efecto de la quimioterapia”, publicó Bocaranda este lunes. De acuerdo a la información que manejaba el periodista, Chávez había estado haciendo “esfuerzos sobrehumanos” para disimular su enfermedad y que, para lograrlo, había estado siendo recibiendo a tratamiento con esteroides. Bocaranda también alertó de su viaje a La Habana, el sábado, donde se discutiría si debía operarse o no nuevamente. Pero todas estas versiones fueron negadas por el Gobierno.

Chávez no ha precisado aún cuándo ni dónde será sometido a esta segunda operación.

“Que nadie se alarme y que nadie se alegre, porque esta revolución tiene su impulso dado y nada ni nadie podrá detenerlo”, ha comentado el mandatario venezolano. Hasta el momento, Chávez ha estado en la sala de cirugías en dos oportunidades, ambas en junio de 2011: la información oficial indica que la primera vez, fue tratado de un “absceso pélvico” y la segunda vez, le fue extirpado un tumor cancerígeno. Ambos procedimientos se llevaron a cabo en Cuba, al igual que tres de las cuatro sesiones de quimioterapia a las que luego fue sometido.

La enfermedad ataca al presidente venezolano en un año vital para su revolución. En las elecciones presidenciales pautadas para el próximo 7 de octubre, Chávez competirá por reelegirse en el poder por un tercer mandato consecutivo de seis años. Desde que hizo pública la noticia de su cáncer el presidente-comandante ha eludido la posibilidad de delegar el Gobierno o la candidatura presidencial en otra figura del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y ha tachado de traidores a quienes han pensado siquiera en sustituirle.

A falta de información oficial que permita hacer proyecciones acerca de la evolución de su enfermedad, cada mes estallan rumores acerca del estado de salud de Chávez. Y él, para acallarlos, se ha sometido a una intensa agenda de pública: después de seis meses fuera del aire por causa de la enfermedad, retomó en enero la transmisión de su programa dominical Aló, Presidente y ha llegado al extremo de pronunciar discursos de casi diez horas. En cada aparición Chávez ha insistido en que el cáncer había “desaparecido” de su cuerpo. Pero hoy la medicina parece desmentirlo.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana