Selecciona Edición
Iniciar sesión

La ONU cifra en 190.000 los muertos durante tres años de guerra en Siria

La organización subraya que el número de bajas podría ser muy superior

La ONU cifra en más de 191.000 los muertos en Siria. Reuters Live!

Los muertos durante más de tres años de guerra en Siria son ya 191.369. Así lo ha documentado este viernes la ONU que, mediante un informe encargado por su oficina de derechos humanos, aclara que la cifra probablemente subestima el número de fallecidos debido a que en algunos casos "faltaban elementos de verificación". El documento, basado en cinco fuentes diferentes, no incluye a las víctimas mortales de los últimos meses.

La base de datos revela que de las víctimas, al menos 8.803 eran niños, de los cuales 2.165 tenían menos de diez años. Los autores de este tercer informe sobre la guerra en Siria, sin embargo, reconocen que el número de niños muertos por los combates entre el Ejército de Bachar el Asad y los rebeldes islamistas también podría ser mayor.

La última ofensiva israelí en la Franja de Gaza (operación Margen Protector) y el avance yihadista del Estado Islámico (EI) en Irak —con unos 2.000 y 5.000 muertos respectivamente— han relegado a un segundo plano el drama de la guerra civil en Siria. "Lamento profundamente que con la aparición de tantos otros conflictos armados en este periodo de desestabilización global, los combates en Siria y sus consecuencias dramáticas para millones de civiles hayan desaparecido de los radares internacionales", dijo la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, que denunció la "parálisis internacional" ante este conflicto.

"Hay serias alegaciones de que se han cometido crímenes de guerra y contra la humanidad (...), pero el Consejo de Seguridad sigue sin remitir el caso de Siria al Tribunal Penal Internacional", ha defendido Pillay.

En el conflicto en Siria, donde el EI también quiere formar su califato islamista, el 85% de muertos eran hombres. Este análisis no ha conseguido distinguir entre los que eran combatientes y civiles inocentes.

El mayor número de víctimas, según la ONU, fueron registras en la periferia de la capital, Damasco, (cerca de 39.393), seguida de Alepo (31.932), el mayor bastión rebelde.

Más información