Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Alerta policial en India tras anunciar Al Qaeda que abre una franquicia en el país

Al Zawahiri proclama en un vídeo la apertura de Qaedat al Yihad en el subcontinente

Al Qaeda anuncia la creación de una rama del grupo en India. Reuters Live!

El líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, ha anunciado en un vídeo de 55 minutos la creación de una filial de la organización terrorista en India, Burma y Bangladesh.

Los objetivos del grupo que nombró “Qaedat al Yihad” son “alzar la bandera de la yihad” y “rescatar a los musulmanes de la injusticia y la opresión”. Insta a los musulmanes a “declarar la yihad en contra de sus enemigos, liberar la tierra para restaurar su soberanía y revivir su califato”.

El líder islamista también renueva su lealtad al líder talibán mulá Omar, que aunque no aparece su imagen, se oye su voz en el vídeo. También se escucha al nuevo portavoz de la filial india, identificado como Osama Mahmoud.

Zawahiri también nombra a Bangladesh y Burma como objetivos del grupo extremista, así como a algunos de los estados indios con tensiones interreligiosas, Assam, Gujarat y Cachemira. Aunque solo el 15% de la población de India es musulmana, representan unos 175 millones de personas, haciéndolo el tercer país con más población de esta religión en el mundo, solo por detrás de Indonesia y Pakistán.

El Ministerio de Interior de India ha puesto en alerta a os gobiernos locales y fuerzas de seguridad. Aunque no han sido aclaradas nuevas medidas: el país del sur de Asia está en alerta constante ante el riesgo de ataques terroristas.

El anuncio de Al Qaeda “es un asunto serio”, aseguró a AP un portavoz del gobernante Partido Bharaiya Janata, pero aseguró que el Gobierno es fuerte, así que no debe haber grandes preocupaciones.

De acuerdo con fuentes de la inteligencia, Al Qaeda está perdiendo fuerza –tanto de legitimidad como de financiamiento- ante el Estado Islámico (EI) en el liderazgo de la militancia islamista internacional, así que, con este anuncio, pretende recobrar visibilidad. Pero, apunta que, hasta ahora, no hay evidencia alguna de la presencia de ninguno de estos grupos en India.

Los expertos aún están divididos en cuanto al nivel de peligro que representa el anuncio de Al Qaeda. Algunos aseguran que la amenaza podría ser muy real. “Nueva Delhi debe tomar muy en serio este vídeo y debe tomar aún más medidas de seguridad para evitar nuevos ataques”, explica la especialista en terrorismo del prestigioso Instituto para los Estudios para la Paz y el Conflicto, Rajeshwari Krishnamurthy. Coincide en que se trata de una estrategia de Al Qaeda para ganar influencia en la región antes de que lo haga el Estado Islámico. “Al Qaeda tenía puestos los ojos en India desde hace tiempo, pero lanza esta campaña ahora para consolidar su poder en esta región ante el crecimiento de poder internacional de su rival”, dice. Su intención sería agrupar bajo su influencia a un sin número de grupos islamistas que operan en el sur de Asia y expandirse hacia el Este.

Krishnamurthy apunta a que para India el riesgo de personas uniéndose a organizaciones extremistas no es tanto interno. “Pero en los países vecinos, como Pakistán, Sri Lanka, Bangladesh y Burma hay una creciente tendencia al extremismo de la que India tiene que estar muy alerta, teniendo unas fronteras tan porosas, especialmente las de Nepal y Bangladesh”.

Por otra parte, también hay quienes creen que el video de Al Qaeda es sobre todo un golpe mediático. El director del Instituto para el Manejo de Conflictos, Ajai Sahni, apunta a que el propio Osama Bin Laden ya había reclamado India para Al Qaeda desde 1996. “Las amenazas han sido regulares, otras dos solamente en 2013. Esto no es nada extraordinario. Excepto por la creación del nuevo nombre, Qaedat al Yihad”. Dice que India ha estado luchando contra el grupos islamistas basados en Pakistán históricamente, que la amenaza no aumenta considerablemente porque estos aumenten sus lazos con Al Qaeda.

El EI no ha hecho todavía ningún comunicado con respecto a India. Sin embargo, en el país asiático surgieron algunos recelos al respecto cuando el periódico Indian Express reportó este verano que cuatro indios se habían marchado a entrenarse con esta organización.