El ginecólogo congoleño Denis Mukwege, premio Sájarov 2014

El Parlamento Europeo reconoce su lucha para proteger a las víctimas de violaciones

El ginecólogo congoleño Denis Mukwege. REUTERS

El Parlamento Europeo ha otorgado este martes el premio Sájarov a la Libertad de Conciencia 2014 al ginecólogo congoleño Denis Mukwege, fundador de un hospital donde atienden a niños y mujeres víctimas de violación en África.

"Los presidentes de los grupos han decidido por unanimidad entregar el premio a un hombre que está a la cabeza de la lucha por la protección de las mujeres en el continente africano", ha afirmado el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, al anunciar la decisión.

Mukwege, de 59 años, fundó el hospital Panzi en Bukavu, en la República Democrática del Congo, y desde 1998 trata a mujeres y niñas que han sufrido mutilación genital, así como a víctimas de abusos por parte de las fuerzas rebeldes. Aunque oficialmente se considere como acabada la guerra en el Congo, el conflicto continúa en la parte oriental del país, donde no cesan las agresiones contra la población civil y las violaciones.

Mukwege viaja con regularidad al extranjero dentro de su campaña para defender los derechos de las mujeres, y sigue atendiendo y operando a pacientes dos días por semana, ha informado la Eurocámara en un comunicado.

Apoyada principalmente por socialistas y liberales europeos, su candidatura en las últimas semanas ha ido ganando apoyos dentro de los populares europeos y grupos como los Verdes y la Izquierda Unitaria (GUE/NGL).

La presidenta de la subcomisión de Derechos Humanos, Elena Valenciano (PSOE), ha destacado que "durante décadas el doctor Mukwege ha estado tratando a diario con la peor cara del ser humano". "Su labor no se circunscribe sólo a lo médico (...), sino que va mucho más allá tratando de conseguir la recuperación moral y social de las mujeres y niños que quedan estigmatizados en sus sociedades", ha añadido Valenciano.

Los grupos políticos han decidido asimismo, a propuesta del Partido Popular Europeo y con el apoyo de los socialdemócratas, distinguir con una mención especial a la Asamblea Euromaidán en Ucrania, cuyos representantes viajarán igualmente a Estrasburgo para participar en la ceremonia de entrega del premio Sájarov, prevista para el próximo 26 de noviembre.

Mukwege y Euromaidán partían como favoritos, y finalmente conservadores y socialdemócratas han llegado a esa solución de compromiso, han informado fuentes parlamentarias. "No ha sido una decisión contra la asamblea ucrania, y por eso hemos querido que participen también en la ceremonia del Sájarov", ha explicado Schulz, quien ha añadido que también había "total apoyo" a la candidatura del Euromaidán.

Por otro lado, Schulz ha anunciado que la Eurocámara enviará una delegación a Azerbaiyán para reunirse con la que era la tercera finalista al premio, la activista por los derechos humanos Leyla Yunus. Encarcelada por su lucha en defensa de los derechos humanos en su país y directora del Instituto de Paz y Democracia, ha estado en primera línea del combate a favor de los derechos fundamentales en Azerbaiyán. Yunus está detenida desde el pasado 30 de julio y diversas organizaciones internacionales, además del propio Parlamento Europeo, han reclamado su liberación.

Además, Schulz ha aprovechado su comparecencia ante los medios para mostrar su preocupación por la situación que vive la ganadora del Sájarov 2012, Nasrin Sotoudeh, que nuevamente ha sido sancionada por el Gobierno iraní para que no pueda ejercer como abogada por los derechos humanos.

El premio Sájarov lo han recibido durante veinticinco años personalidades como el líder sudafricano Nelson Mandela, la plataforma española ¡Basta Ya! u opositores al régimen cubano como las Damas de Blanco o Guillermo Fariñas. El premio en 2013 fue concedido a Malala Yousafzai, la joven de 16 años que fue tiroteada por los talibanes por luchar por los derechos de las niñas a la educación y que este año ha recibido el premio Nobel de la Paz.