Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres desafíos de Syriza en cinco días

Desde su victoria en las elecciones griegas, Tsipras ha chocado varias veces con la UE

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, tras su reunión con Martin Schulz en Atenas. Ampliar foto
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, tras su reunión con Martin Schulz en Atenas. EFE

El partido de izquierdas, Syriza, ganador de las elecciones griegas del pasado domingo, promete dar un giro a las políticas del país. Tsipras anunció el miércoles nuevas medidas, como la paralización de algunas privatizaciones, el restablecimiento del salario mínimo y la restauración del acceso universal a la sanidad, entre otras. Y, en cinco días al frente del Gobierno, ya ha lanzado tres desafíos a la Unión Europea, en los que se deja traslucir un fortalecimiento de sus relaciones con Rusia.

  • Grecia rechaza sancionar a Rusia. Este lunes, tras tomar posesión como nuevo primer ministro del Gobierno griego, Alexis Tsipras tuvo un primer gesto de apoyo a Rusia que se convirtió en el primer desafío planteado por el país heleno a la UE. Tsipras lamentó que se hubiese incluido a Grecia en un acuerdo en el que los países de la UE instaban a Moscú a cumplir el acuerdo de alto al fuego en el Este de Ucrania. El documento amenazaba con nuevas sanciones. A pesar del disentimiento de Atenas, Europa mandó una nueva advertencia a Rusia.
  • Tsipras rompe con la tradición. Los antecesores de Tsipras en el cargo de primer ministro se reunieron, tradicionalmente, con el embajador estadounidense en el país. EEUU cuenta con una importante base militar en la isla de Creta. Sin embargo, el nuevo jefe de Gobierno ha otorgado este honor a Andrei Maslow, embajador ruso en Atenas. Este miércoles, el presidente estadounidense, Barack Obama, telefoneó a Tsipras para felicitarle por la victoria y recordar que entre ambos países existe una “tradicional alianza”. Obama afirmó que su intención es "trabajar estrechamente con el nuevo Gobierno para ayudar a Grecia a volver al camino de una prosperidad duradera".
  • El Gobierno no reconoce a la troika de prestamistas (Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional y Banco Central Europeo). "No estamos dispuestos a trabajar con una comisión que no tiene razón de ser", ha afirmado el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, este viernes, tras reunirse en Atenas con el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem. Por otro lado, reconoce que sí que está dispuesto a hablar por separado con los organismos institucionales que la componen. Uno de los motivos que ofrece es que si han ganado las elecciones es porque su programa no acepta el actual plan de rescate y sostiene que la deuda no puede pagarse.

Más información