Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El autor del atentado contra el tren Ámsterdam- París vivió en Algeciras

El terrorista era conocido por los servicios secretos de Francia y residió en España un año

 AFP / REUTERS-LIVE!

Un hombre con un fusil automático Kaláshnikov, una pistola y un cuchillo abrió fuego este viernes en un tren que viajaba de Ámsterdam a París antes de ser neutralizado por dos pasajeros, soldados estadounidenses. Uno de los militares, así como otro pasajero, resultaron heridos. El agresor, que fue detenido, se llama Ayoub El Khazzani y es un marroquí de 26 años controlado por los servicios secretos por sus vínculos al islamismo radical. El terrorista fue teledirigido desde Ceuta antes de llegar a Algeciras, donde entró directamente en contacto con personas que ya estaban siendo controladas por la policía, de ahí que comenzase su seguimiento y su control, aunque no llegase nunca a ser detenido por esto. Los investigadores cuentan con claras evidencias de su radicalismo y de sus conexiones islamistas razón por la que cuando detectaron que cruzaba la frontera hacia Francia, advirtieron inmediatamente del alcance de su peligrosidad a las autoridades del país vecino, informa Patricia Ortega Dolz.

Fuentes de la lucha antiterrorista española han informado de que el joven "tuvo residencia" en Algeciras durante un año, hasta marzo de 2014, cuando decidió mudarse a Francia. En ese momento la Comisaría general de información alertó a los servicios de inteligencia franceses de la presencia en su territorio de este individuo "muy radical y potencialmente peligroso". El Khazzani tuvo residencia legal en España con Número de Indentificación de Extranjeros y fue detenido por tráfico de drogas. Fuentes del Ministerio del Interior precisaron que la información sobre la radicalidad de este fueron comunicados al "servicios de cooperación europeos en materia yihadista".

El ministro del Interior Bernard Cazeneuve llamó a la prudencia sobre la identidad de esta persona en una conferencia de prensa sin preguntas realizada en el ministerio del Interior de París. “Si la identidad que declara se confirmase, correspondería a la de un individuo de nacionalidad marroquí, de 26 años, señalado por los servicios de inteligencia españoles a los franceses en febrero de 2014 por su pertenencia al islamismo radical”, indicó. Los servicios franceses emitieron inmediatamente una ficha denominada S para “poder localizarse en caso de su eventual entrada en territorio” francés. “Queda establecido que vivió un año en España en 2014 y se mudó a Bélgica en 2015”, añadió. La fiscalía federal belga anunció por su parte la apertura de un investigación.

Una Lugger y nueve cargadores

El ministro confirmó también que el asaltante iba armado con un Kalashnikov y nueve cargadores, una pistola automática Lugger y un cargador de 9mm, así como un cúter. Además, tenía una mochila con una botella de 50 cl con un líquido que olía a gasolina, según fuentes policiales francesas. Los dos heridos en el ataque siguen ingresados pero su estado no corre peligró, según Cazeneuve. Uno de ellos es el soldado estadounidense Spencer Stone, al que el agresor hirió en la parte trasera del cuello en la pelea que mantuvieron y que permitió neutralizarle, y el otro un ciudadano franco-estadounidense que recibió un disparo, y no un británico como se informó en un primer momento. Stone se encuentra “bien”, según aseguró su amigo Anthony Slader, que viajaba con él.

Los hechos ocurrieron poco antes de las seis de la tarde del viernes en el Thalys 9364 con 554 pasajeros a bordo que partió de Amsterdam con destino París, a la altura de la localidad de Oignies, en el norte de Francia. Un pasajero francés que se dirigía la baño se cruzó con este hombre que llevaba su Kalashnikov colgada y trató primero detenerle. Fue entonces que partieron los primeros tiros y que intervinieron los dos soldados estadounidenses, que se encontraban de vacaciones en Europa. Estos lograron retirarle el arma y le golpearon hasta cayó inconsciente. A continuación lo maniataron y el tren fue desviado a la estación cercana de Arras, donde fue detenido por las fuerzas de seguridad.

En el tren también se encontraba el actor Jean-Hugues Anglade, que actúa entre otros en la serie Braquo, quien viajaba con sus hijos. El actor se hirió levemente al tratar de romper el cristal para activar la alarma y debía recibir el alta este sábado por la tarde. En una entrevista a la revista Paris Match denuncia que parte del personal del tren se atrincheró en la locomotora del tren y se negó a abrir la puerta a los pasajeros que golpeaban la puerta. “Apelotados contra la puerta metálica de la locomotora, la golpeábamos, gritábamos para que el personal nos dejara entrar. En vano… nadie respondió”, lamentó. “Tuvimos una enorme suerte de que estuvieran estos soldados estadounidenses (…) Sin ellos, estaríamos todos muertos”.

Francia, objetivo yihadista

El pasado enero, Francia sufrió fue escenario de un doble atentado terrorista contra la redacción de la revista Charlie Hebdo y un supermercado judío en París en los que murieron 17 personas y los tres terroristas. Los atentados fueron obra de los hermanos Kouachi, vinculados a Al Qaeda en Yemen, y Amedy Coulibaly, que se proclamó vinculado al Estado Islámico.

El presidente Hollande se entrevistó por teléfono con el primer ministro belga, Charles Michel, con quien se comprometió a “cooperar estrechamente” en la investigación. El individuo, según medios franceses, supuestamente tomó el tren en Bruselas. Tanto Hollande como el primer ministro, Manuel Valls, manifestaron su solidaridad con las víctimas.

La ciudad de Arras ha habilitado una sala cercana a la estación para dar acogida a unos 368 los pasajeros del tren, muchos de los cuales se encontraban en estado de shock, según el diario local La Voix du Nord.

Más información