Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Migrantes en la vía bloquean toda la noche el eurotúnel de La Mancha

Un Eurostar estuvo parado cuatro horas mientras un helicoptero buscaba a los intrusos

Inmigrantes
Grupos de pasajeros arropados con mantas térmicas en la estación de Calais (Francia), el 2 de septiembre de 2015.

La grave crisis migratoria que se registra en Europa ha originado nuevos incidentes en el eurotúnel ferroviario que une Francia y Reino Unido bajo el canal de La Mancha. La vía ha quedado interrumpida durante toda la noche del martes al miércoles. Seis trenes fueron bloqueados y unos 700 pasajeros que viajaban de París a Londres han tenido que pasar la noche en la estación de Calais-Frethun, donde Protección Civil repartió comida y agua. El Eurostar, el servicio ferroviario que une París, Londres y Bruselas, es utilizado a diario por cientos de empresarios, políticos y funcionarios de los tres países.

En el Paso de Calais, uno de los puntos calientes de esta crisis que desborda a los gobiernos europeos, los miles de intentos de migrantes por pasar a Reino Unido derivan en interrupciones del tráfico férreo y naval casi todas las semanas. Pero esta vez han sido de mayor gravedad. El origen, según la compañía ferroviaria francesa SNCF, ha sido un fallo mecánico en la máquina del tren Eurostar que había partido de París a las 19.42 horas del lunes. Una fuga de gas obligó al convoy a ralentizar su marcha cuando se encontraba cerca de la estación de Calais, próxima a la entrada del túnel.

El problema técnico, según fuentes policiales, fue aprovechado por varios de los miles de migrantes que se encuentran en la zona pasa saltar a las vías e intentar acceder al tren. El convoy quedó bloqueado a las 21.30 horas. Por motivos de seguridad, Eurostar cortó la corriente eléctrica. A partir de ese momento, y según testimonios de varios viajeros, fuerzas policiales acudieron al lugar para desalojar la vía y comprobar si a algún migrante había logrado acceder al techo del convoy.

En Calais y sus proximidades se agolpan más de 3.000 migrantes, en su mayoría de origen africano.

El tren se dirigió después a la estación de Calais-Frethun. Los pasajeros pasaron varias horas en los andenes y, a partir de las 2.00 horas, en el edificio de la estación, donde les atendieron los servicios de Protección Civil mientras la policía realizaba un exhaustivo control de pasaportes. La estación también estuvo vigilada por militares.

El bloqueo de las vías también afectó a otros cinco trenes que unen Londres y París que tuvieron que regresar a sus ciudades de origen. El tráfico no fue restablecido hasta primera hora de la mañana, una vez que la policía y los servicios de seguridad de Eurostar comprobaron que no había ningún migrante en la vía ni en el interior del túnel.

En Calais y sus proximidades se agolpan más de 3.000 migrantes, en su mayoría de origen africano. A finales de julio, la policía registró unos 2.000 intentos diarios de pasar irregularmente de Francia a Reino Unido. Ahora han descendido a unos 200 cada día. En agosto, un migrante falleció cuando abordó un camión que iba a pasar el canal en barco. En los últimos años, se eleva a una decena la cifra de fallecidos.

París ha construido vallas y muros, a la que vez que ha reforzado los controles con cientos de policías, a los que se han sumado varias decenas de agentes británicos. Ya existe un centro de acogida, pero Francia construirá un campamento para 1.500 personas en los próximos meses.

Más información