Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La Casa Blanca duda de la versión norcoreana de la prueba nuclear

La comunidad internacional rechaza el ensayo nuclear de Corea del Norte

Pekín / Viena / Washington / Tokio

La reacción de las principales potencias al ensayo nuclear llevado a cabo por Corea del Norte ha sido de condena casi unánime. La Casa Blanca ha afirmado que los primeros análisis de la prueba "no son consistentes" con una presunta detonación de una bomba de hidrógeno por parte de Corea del Norte, aunque no ha negado que Pyongyang haya realizado una prueba nuclear que supone una "violación flagrante y una provocación" frente a las sanciones de Naciones Unidas que pesan actualmente sobre el régimen norcoreano.

A la espera de recabar "pruebas adicionales" en los próximos días, la Casa Blanca ha vuelto a reiterar su firme compromiso a la hora de proteger a Corea del Sur y Japón, los países más afectados por la beligerancia de Pyongyang.

La Casa Blanca ha lamentado que el aislacionismo norcoreano se haya visto profundizado conforme Pyongyang ha ido insistiendo en nuevas pruebas de misiles balísticos que han causado inquietud entre los dos principales aliados del régimen, como son China y Rusia. En este sentido, la Casa Blanca ha destacado que "China y Estados Unidos coinciden en este asunto" de manera "significativa" a la hora de pedir al Gobierno norcoreano que se comprometa de una vez por todas con el proceso de desnuclearización que le exige la comunidad internacional, tras las conversaciones mantenidas este mismo miércoles por la asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Susan Rice, con la embajada de China.

Pekín también ha rechazado con firmeza el ensayo atómico norcoreano y ha pedido al régimen de Pyongyang que evite acciones "que empeoren la situación" y mantenga su compromiso con la desnuclearización de la península coreana.

Pekín pide a Pyongyang que evite acciones "que empeoren la situación"

"El Gobierno chino se opone formalmente" al ensayo, que ha sido realizado "a pesar de la oposición de la comunidad internacional", afirmó una portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying.

Hua anunció que Pekín llamará a consultas a un representante norcoreano, sin detallar si sería el embajador. "China se opone a este ensayo nuclear, convocaremos a la parte norcoreana para presentarle una declaración formal", afirmó.

Japón pidió de inmediato la convocatoria urgente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, cuya reunión está prevista para primera hora de este miércoles en Nueva York.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha afirmado que la prueba anunciado por Pyongyang supone una amenaza para la seguridad internacional. "La prueba nuclear mina la seguridad regional e internacional y es una clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU", ha señalado en un comunicado. También ha instado a Corea del Norte a abandonar su programa nuclear.

El Ministerio de Exteriores ruso ha afirmado que, si se confirma que Pyongyang ha probado una bomba de hidrógeno, sería una "grave violación" de las leyes internacionales, así como un "nuevo agravamiento" de la situación en la región.

La Alta Representante de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, también se ha pronunciado acerca de la prueba supuestamente llevada a cabo por Corea del Norte. "Si se confirma, esta acción representaría una grave violación de las obligaciones internacionales de Corea del Norte de no producir o probar armas nucleares, recogidas en varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, y una amenaza para la paz y la seguridad en toda la región del noreste de Asia", ha indicado en un comunicado.

Los Gobiernos de Reino Unido y Australia se han sumado a las condenas a la prueba de Corea del Norte, recalcando que la misma "es una provocación".

La presidencia de Francia ha recalcado este miércoles que, de ser confirmadas las informaciones sobre una prueba termonuclear por parte de Corea del Norte, la misma supondría "una inaceptable violación" de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

"A falta de confirmación de las características de la prueba nuclear anunciada y observada esta noche en Corea del Norte, Francia condena esta violación inaceptable de las resoluciones del Consejo de Seguridad y reclama una reacción firme por parte de la comunidad internacional", ha dicho.

El Gobierno de España también ha condenado, a través de un comunicado del Ministerio de Exteriores, la prueba atómica y la ha considerado como una "grave amenaza para la paz y la seguridad internacional y para la estabilidad en la península coreana".

Seísmo en la zona de pruebas

La Organización del Tratado de Prohibición Completa de Pruebas Nucleares (CTBTO) informó hoy en Viena de que su red de estaciones de medición ha detectado un "evento sísmico no usual" en Corea del Norte, en la zona donde este país ha realizado tres pruebas atómicas en el pasado.

Este organismo de la ONU confirmaba así las informaciones desde Corea del Sur de que se ha producido un terremoto de magnitud 5,1 en la escala de Richter en Corea del Norte, país que anunció hoy en su televisión estatal que ha realizado su primera prueba con una bomba nuclear de hidrógeno.

"La ubicación [del seísmo] es muy similar al evento que nuestro sistema registró el 12 de febrero de 2013. Nuestra estimada ubicación inicial muestra que el suceso tuvo lugar en la zona de pruebas nucleares de Corea del Norte", donde este país ha anunciado hoy que ha realizado su cuarta prueba atómica desde 2006.

Más información