Selecciona Edición
Iniciar sesión

Ecuador y Brasil se comprometen a mejorar su intercambio comercial

Los presidentes Dilma Rousseff y Rafael Correa refrendaron dos acuerdos: integración regional para enfrentar la crisis y mayor intercambio comercial

Integración regional para enfrentar la crisis económica y mayor intercambio comercial entre los países de la región: esos fueron los acuerdos que refrendaron Dilma Rousseff y Rafael Correa durante su encuentro en Quito. Uno de los pedidos concretos de Ecuador, según el embajador de Ecuador en Brasil, Horacio Sevilla, fue reducir el déficit de la balanza comercial que existen entre ambos países, porque Ecuador compra aviones de pasajeros, de guerra y maquinaria, y se aspira que en el corto plazo pueda vender productos manufacturados y mejorar la exportación de banano, camarón y atún que se han visto retrasadas por problemas con el registro sanitario.

En sus intervenciones, los presidentes se comprometieron a juntar a sus equipos del área económica en marzo, para sellar estos acuerdos. El presidente Correa espera que las entidades brasileñas abran nuevas líneas de crédito para importar camiones y buses desde Brasil, y al mismo tiempo espera que este país aumente sus compras a Ecuador. Brasil ya es uno de los socios estratégicos para el país andino: en el pasado ya financió proyectos emblemáticos, como la central hidroeléctrica Manduriacu.

Otra de las promesas que hicieron los mandatarios fue acelerar la construcción del eje vial Manta-Manaos, que empezó en 2007. Este proyecto titánico busca conectar los océanos Pacífico y Atlántico a través de la Amazonía, pero aunque Ecuador han construido algunos tramos de carretera y el Puerto de Providencia en el río Napo, todavía falta la construcción del Puerto de Manta en el Pacífico. Además existen problemas que ha señalado el Centro Nacional de Estrategia para el Derecho al Territorio (Cenedet) como la poca estabilidad de las vías que atraviesan los Andes y la casi nula navegabilidad del río Napo que solo soporta las gabarras petroleras con capacidad para 400 toneladas.

La cooperación sur-sur que existe entre Brasil y Ecuador continuará. Desde 2015 existe una agenda de cooperación técnica que terminará en 2017, en la que destacan los programas de reducción de incendios forestales y el fortalecimiento de la red de hidrología. Además se mantienen proyectos emblemáticos de cooperación vigentes como el banco de leche materna, la implementación de la TV digital y el asesoramiento para constituir el sistema de fármaco-vigilancia.

La presidenta de Brasil se acercó a los periodistas al final de la conferencia para hablar del virus del zika, de la búsqueda de una vacuna y del esfuerzo que espera que la sociedad brasileña para salir de las crisis sanitaria.

La mañana de este martes, en cambio, se realizó el prólogo de la IV Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac): la reunión de sus ministros de Relaciones Exteriores. Ellos definieron los temas que tratarán los jefes de Estado durante la jornada del miércoles. Ricardo Patiño, titular de Exteriores del país anfitrión, instó a sus colegas a orientar sus esfuerzos para erradicar la pobreza extrema de la región. Según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en la región viven cerca de 165 millones de personas en situación de pobreza, de las cuales 69 millones están en extrema pobreza.

Más información