Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Dallas anuncia un caso de transmisión del zika por vía sexual

Se trata del primer contagio confirmado del virus en Estados Unidos continental

El mosquito Aedes Aegypti, principal responsable de la transmisión del zika REUTERS ATLAS

Estados Unidos ya tiene su primer caso continental de infección por transmisión local del virus del zika. Ha sido registrado en el condado de Dallas, en el Estado de Texas, y según las autoridades locales, se ha producido por la vía sexual, una forma mucho más infrecuente de transmisión que por la picadura de un mosquito infectado, que sigue siendo la principal preocupación de los investigadores.

El paciente —del que no se ha revelado ni siquiera si es hombre o mujer— resultó infectado con el virus “tras mantener contactos sexuales con un individuo enfermo que había regresado de un país donde el virus del zika está presente”, dijo el Servicio de Salud del Condado de Dallas (DCHHS, por sus siglas en inglés) en un comunicado. Posteriormente, el Condado de Dallas informó a través de su cuenta de Twitter que la persona afectada se había infectado localmente, tras mantener relaciones sexuales con otra persona que se infectó en un viaje a Venezuela. Este individuo sería el segundo caso de zika en este condado, aunque se trata de un caso importado, como los que se han registrado hasta la fecha en Estados Unidos continental.

La primera declaración oficial desde Dallas daba a entender que el caso de transmisión sexual había sido confirmado por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos. Sin embargo, luego aclaró que la agencia federal solo confirmó el caso de infección de zika, pero que la forma de transmisión del mismo, por la vía sexual, fue verificada por el servicio de salud local en una investigación posterior "para determinar la forma de transmisión".

En una teleconferencia con periodistas la semana pasada, la subdirectora del CDC, Anne Schuchat, había dicho que se tenía constancia de “un caso reportado de virus del zika mediante posible transmisión sexual”.

Estudios del CDC y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han hecho referencia a dos precedentes estudiados. El primero sería un estadounidense que en 2008 resultó infectado del virus del zika en Senegal y que al regresar a Estados Unidos empezó a sentir los síntomas. También los registró su mujer, que no había viajado con él y con quien había mantenido relaciones sexuales nada más volver de Senegal, por lo que los científicos consideraron que era posible que fuera un caso de transmisión sexual, aunque no se llegó a investigar la presencia del virus en el semen del paciente. Sí se hallaron restos del virus en otro paciente que había pasado la enfermedad dos semanas antes en 2013 en Tahití.

Según la OMS, pese a estos casos documentados “el impacto de este tipo de transmisión en salud pública aún no ha sido evaluado”. Pero, continúa, en cualquier caso, y “de acuerdo con la evidencia disponible, se trataría de un mecanismo poco frecuente de propagación de la enfermedad”.

También la especialista del CDC subrayó que los esfuerzos para combatir el zika se centran el la transmisión por picadura de mosquito. “La ciencia es muy clara en cuanto a que el virus del zika se transmite sobre todo a través de un mosquito infectado, y es ahí donde estamos poniendo el énfasis”, dijo Schuchat.

No obstante, el caso de Dallas resaltaría la necesidad de aumentar las precauciones también en el campo de las relaciones sexuales en el marco de este brote.

“Ahora que sabemos que el virus del zika puede ser transmitido mediante el sexo, esto hará aumentar nuestra campaña para educar a la opinión pública sobre cómo protegerse uno mismo y a otros”, dijo el director del DCHHS, Zachary Thompson. “Después de la abstinencia, los preservativos son el mejor método de prevención de cualquier infección de transmisión sexual”, agregó.

Hasta ahora, todos los casos de zika en Estados Unidos continental confirmados eran importados, es decir, de personas que habían resultado contagiadas en el extranjero. Solo en los territorios estadounidenses de Puerto Rico e islas Vírgenes había casos en los que se sospechaba una transmisión local.

Más información