Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Kate del Castillo compara su proyecto sobre El Chapo con ‘El Padrino’

El abogado de la actriz asegura que la película sigue adelante. Del Castillo aún no ha recibido ninguna comunicación de las autoridades mexicanas para que declare

La actriz mexicana Kate del Castillo todavía no ha recibido ninguna comunicación de las autoridades de Estados Unidos indicando que la justicia mexicana quiera hablar con ella. El abogado de la actriz, Harland Braun, confirmó a EL PAÍS que todo lo que saben sobre las intenciones de la Procuraduría General de la República es por los medios de comunicación. “No hemos recibido ninguna notificación”, dijo Braun en conversación telefónica sobre la situación procesal de la actriz, a quien la PGR mexicana ha asegurado que investiga por sus vínculos con Joaquín El Chapo Guzmán, el mayor narcotraficante del mundo.

El pasado viernes, la PGR anunció que ha emitido una orden para localizar a la estrella de La Reina del Sur y obtener su declaración en relación con un posible delito de lavado de dinero. La fiscalía mexicana entiende que hay indicios, por las conversaciones entre Del Castillo y Guzmán Loera, de que este le pudo dar dinero para lanzar una marca de tequila en 2014 o para la producción de la película biográfica que De Castillo quería hacer en Hollywood sobre el narco. Al ser ciudadana norteamericana, Del Castillo, que reside en Los Ángeles desde hace años, debe ser citada a través del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El abogado de estrellas Harland Braun, en Beverly Hills. AP

“México y Estados Unidos tienen un tratado por el cual los dos países pueden interrogar a sus nacionales en el territorio del otro”, explicó Braun. Esa declaración, si es que llega a producirse, sería en las oficinas judiciales de Estados Unidos y en ningún caso en territorio mexicano, como un consulado, añadió Braun. Hace dos semanas, la PGR dio a entender a la prensa mexicana que Kate del Castillo había sido citada a declarar en el Consulado General en Los Ángeles, pero nunca llegó a la legación diplomática ninguna petición en ese sentido. “La situación es complicada legalmente”, dijo Braun. “Tiene las dos nacionalidades y las leyes son distintas en los dos países”.

La defensa de Kate del Castillo niega categóricamente que ella recibiera ningún dinero de Guzmán Loera, porque es consciente de que “sería ilegal” que financiara la película. Braun asegura que lo único que buscaba Del Castillo con su visita a El Chapo era material para poder hacer una película biográfica sobre él, un proyecto que comparó con películas como El Padrino, sobre la mafia italiana, Érase una vez en América, sobre la mafia judía, o la reciente Black Mass, sobre la mafia irlandesa. “En Estados Unidos hemos hecho muchas películas sobre mafia”, dijo Braun.

En el caso del proyecto sobre El Chapo, se centraría en el aspecto biográfico y en su ascenso desde la miseria hasta ser el narcotraficante más poderoso del mundo, explicó el abogado. También confirmó que el proyecto sigue adelante a pesar de lo que ha ocurrido.

El abogado de Kate del Castillo asegura que la pista para que la Marina mexicana localizara a El Chapo tuvo que salir del actor Sean Penn y de la revista Rolling Stone. “Ella no sabía nada de la entrevista”, afirmó Braun. Según su versión, el actor “se metió en el proyecto” de viajar a visitar a El Chapo Guzmán, habló por su cuenta con la revista Rolling Stone para publicar un artículo sobre el encuentro y Del Castillo solo se enteró cuando ya estaban allí, el pasado 2 de octubre. “Penn se lo dijo a Rolling Stone y de ahí pudo llegar (la información) a las autoridades”.

En este sentido, la actriz “se siente utilizada” por Penn y su abogado afirma que el actor y la revista la pusieron en peligro, pues el Ejército mexicano podía haber actuado durante el encuentro. “Ahora él dice que ella sabía lo del artículo, lo cual es completamente falso”, afirmó Braun, quien califica el texto de Penn de “ridículo”. “Ella no sabía que la seguían, no sabía que Penn se lo había contado a Rolling Stone”. Braun defiende esta versión en el hecho de que ella no presentara su visita a El Chapo como un proyecto periodístico, igual que Penn, lo cual “la habría protegido bajo la ley mexicana”.

Harland Braun, un abogado de Hollywood con mucha experiencia en la defensa de estrellas, se pregunta “por qué no ordenan interrogar a Sean Penn”, ya que como estadounidense está sometido al mismo acuerdo entre los dos países que permite a México pedirlo. La actriz contará su versión del encuentro por sí misma “en un futuro cercano”, aseguró su abogado.