Selecciona Edición
Iniciar sesión

Cuba devuelve a Estados Unidos un misil que llegó por azar a la isla

El cohete se perdió en Madrid en 2014 tras unas maniobras en la base naval de Rota

El misterio ha terminado. Cuba ha devuelto a Estados Unidos un misil aire-tierra Hellfire que llegó por error a la isla desde Europa en 2014. El rocambolesco periplo del misil, que no contenía explosivos, se conoció a principios de enero. La resolución de la crisis evidencia la mejora del entendimiento entre Washington y La Habana desde el anuncio, en diciembre de 2014, del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos viejos enemigos de la Guerra Fría.

“Podemos decir, sin hablar de asuntos específicos, que el inerte misil de entrenamiento ha sido devuelto con la cooperación del Gobierno cubano”, dijo el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner, en un comunicado. “El restablecimiento de relaciones diplomáticas y la reapertura de nuestra Embajada en La Habana nos permite abordar con el Gobierno cubano asuntos de interés mutuo”.

El Gobierno de Raúl Castro confirmó el retorno del misil, atribuyó su llegada a Cuba a la “equivocación o mala manipulación en el país de procedencia” y explicó que fue descubierto en una inspección rutinaria de la carga de un avión procedente de París en junio de 2014. “Cuba actuó con seriedad y transparencia, y cooperó para encontrar una solución satisfactoria a este hecho”, señaló un comunicado de la Cancillería cubana, informa la agencia Efe. El misil fue devuelto el sábado custodiado por representantes estadounidenses.

El Hellfire es un misil de unos 40 kilos de peso, fabricado por Lockheed Martin y que puede ser pilotado a distancia. Se utiliza en helicópteros de combate o drones. EE UU lo envió a Europa para unos ejercicios de entrenamiento de la OTAN en España.

Información tecnológica

Al conocerse que estaba en La Habana, la principal preocupación de Washington era que el régimen de Castro pudiera compartir información tecnológica del misil con rivales estadounidenses, como Corea del Norte o Rusia, pese a que no tenía ni carga ni sistema de posicionamiento.

Las autoridades de Panamá detuvieron en 2013 un barco con bandera norcoreana procedente de Cuba que transportaba armas cubanas escondidas entre toneladas de azúcar, violando el embargo de la ONU a Pyongyang.

EE UU llevaba más de un año pidiendo a Cuba el retorno del misil y atribuye su llegada a la isla a un error de los responsables de carga de Lockheed Martin. Con el visto bueno del Departamento de Estado, el fabricante envió en 2014 el artefacto del aeropuerto estadounidense de Orlando a la base estadounidense de Rota.

Tras ser utilizado en un ejercicio militar de la OTAN en la base de la provincia de Cádiz, fue transportado por carretera hasta Madrid. Allí debía ser cargado en un avión con destino a Fráncfort (Alemania) desde donde continuaría su trayecto de vuelta hasta Florida. Pero, por algún motivo que se desconoce, el misil fue puesto en el cargamento de un avión de Air France con destino al aeropuerto parisino de Charles de Gaulle. Una vez en Francia, el artefacto fue depositado en otro vuelo de Air France con destino La Habana. Y allí permaneció un año y medio más.

Más información