Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los africanos opinan sobre la inmigración

¿Cómo ven los africanos el éxodo de sus compatriotas hacia países más seguros? El Fórum de Bamako debate este fenómeno

“El Sahara se ha convertido desde los años noventa en el escenario de importantes movimientos migratorios. Unos 12 millones de subsaharianos han subido hacia el norte por Níger y Libia y, finalmente, Europa”, ha descrito N’Diara Ndyae, presidenta de la Alianza para las Migraciones, Liderazgo y Desarrollo (AMLD) durante la 16ª edición del Fórum de Bamako, un encuentro realizado del 18 a 20 de febrero en la capital de Malí para debatir asuntos sobre seguridad, desarrollo e inmigración en África.

En una mesa redonda dedicada exclusivamente a reflexionar sobre este fenómeno, Ndiaye ha denunciado que África no realiza una buena gestión de control su población y que falta de voluntad política y de visión para mitigar las causas que empujan a los jóvenes a adentrarse en el peligroso camino del éxodo. “Ningún jefe de Estado africano ha ido a la Cumbre de la Valeta a pedir apoyo para gestionar la migración africana. Necesitamos afrontar nuestras responsabilidades”.

Otra de las causas de estos movimientos incontrolados es que en África las fronteras son muy porosas y están mal vigiladas. “Los puestos fronterizos están mal equipados, abandonados o guardados por un solo agente”, ha reprochado. Mientras, en los últimos 25 años las migraciones han aumentado un 40%. “Para atajar los problemas de seguridad es necesario realizar una gestión efectiva de las fronteras y controlar mejor los movimientos de bienes prohibidos como drogas o armas”.

El exministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, también ha participado en esta mesa redonda para hablar de la relación entre África y Europa en cuanto a inmigración. A su juicio, es un drama que sufren personas que van a buscar en Europa un Eldorado que no existe y que huyen, en muchos casos, del yihadismo. “Hay terrorismo porque hay un problema serio de gobernanza, de estabilidad y de desarrollo. La migración responde a estos elementos”.

Hay terrorismo porque hay un problema serio de gobernanza, de estabilidad y de desarrollo

Miguel Ángel Moratinos, ex ministro de Asuntos Exteriores

“La inmigración no es mala, la inmigración no es una amenaza, la inmigración bien llevada es una ventaja y una oportunidad para acercar África a Europa. El problema viene con la psicología colectiva de la sociedad en Europa”, ha afirmado el exministro, quien considera que en Occidente se habla demasiado de seguridad y muy poco de cooperación y de desarrollo. “Debemos convertir la migración en una oportunidad”, ha propuesto.

Para él, una cuestión importante es distinguir entre migrantes y refugiados, algo sobre lo que hay “confusión total en Europa”. “Los refugiados están bajo un estatuto y la comunidad internacional lo debe aplicar, debe darles una solución”, ha reclamado.

El exministro también ha considerado “normal” que haya control de fronteras para frenar la inmigración ilegal pero también ha apuntado a que debería haber más inversión y más políticas de cooperación. “ha llegado el momento de centrarse en la acción diplomática y política para invertir en la inmigración legal”.

También ha aludido al carácter positivo de la inmigración Liévin Feliho, presidente del Círculo humanista de compromiso y reflexión para el futuro de África (CHERPAA). Para él, la diáspora contribuye al desarrollo en el continente en un momento en el que el viejo mundo “se muere” y el nuevo mundo “no acaba de nacer”. “Cada año, la diáspora envía alrededor de 40.000 millones de dólares en remesas a África”, aseguró al panelista. Feliho ha apostado por maximizar el impacto de estas contribuciones financieras a las economías locales ya que son un importante factor de desarrollo.