EE UU pide a España la extradición del ‘Mono’ Muñoz por narcotráfico

El empresario mexicano detenido en Madrid está preso en el marco del 'caso Moreira'

Humberto Moreira abandona la prisión madrileña de Soto del Real el pasado 22 de enero.

Las autoridades de EE UU han solicitado al Ministerio de Justicia español la extradición del mexicano Juan Manuel Muñoz Luevano, alias El Mono, por presuntos delitos de narcotráfico, según fuentes de la Fiscalía. Muñoz fue arrestado el pasado 18 de marzo en Madrid en el marco de una investigación abierta en San Antonio (Texas) y que ya había propiciado el arresto el 15 de enero en la capital de España del expresidente del PRI Humberto Moreira, quien ingresó en prisión provisional investigado por presunto delito de blanqueo de capitales y organización criminal y al cabo de una semana fue puesto en libertad.

Muñoz Luevano, actualmente preso en una cárcel española, es un supuesto miembro de los Zetas, el sanguinario cartel de narcotraficantes mexicano, según señalaron a EL PAÍS fuentes de la investigación, y figuraba en la querella presentada por la Fiscalía Anticorrupción española contra Moreira y otras personas, en su mayoría mexicanas presuntamente relacionadas con los Zetas, y cuyos nombres no han trascendido, ya que la causa continúa bajo secreto sumarial.

La operación policial contra Muñoz se llevó a cabo por orden del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, instructor del caso, y de los fiscales José Grinda y Juan José Rosa, impulsores de la acusación contra Moreira. El pasado 22 de enero el juez Pedraz dejó en libertad provisional al expresidente del PRI, que había sido detenido en el aeropuerto de Adolfo Suárez de Madrid una semana antes, y el 9 de febrero decretó el archivo provisional de la causa que ha sido recurrido por los fiscales ante la Sala de lo Penal que todavía no se ha pronunciado.

Una investigación de EL PAÍS desveló que el Gobierno de Peña Nieto puso a disposición de Moreira toda la maquinaria diplomática y legal de su embajada en España para intentar conocer su situación hasta el más mínimo detalle, atender a su familia, buscarle prestigiosos abogados y sacarle de la cárcel. Partidos políticos mexicanos pidieron la dimisión de la embajadora en Madrid y la apertura de una investigación por la implicación de funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR) en las atenciones a Moreira y a su familia.

El archivo provisional del caso Moreira no ha impedido que el resto de la causa secreta contra las ramificaciones de los Zetas en España siga viva y en la misma se enmarca la detención de Juan Manuel Muñoz y otras operaciones que pueden desarrollarse en los próximos días, según señalan fuentes de la investigación. Muñoz tiene negocios de gasolineras en México.

La investigación vincula al empresario Juan Manuel Muñoz con Rolando González Treviño, acusado de manejar las cuentas del Gobierno de Coahuila, donde Moreira fue gobernador y dejo un gigantesco agujero de deudas. Treviño se declaró culpable y pactó con los fiscales de San Antonio (Texas) que investigan el caso con la ayuda de la Justicia española. Varios testigos protegidos y el propio Treviño señalaron a Moreira como responsable del desvío de fondos que supuestamente se utilizaron para financiar la campaña presidencial de Peña Nieto.