Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU ha revocado decenas de miles de visados por el veto de Trump

Alrededor de 60.000 permisos han sido revocados provisionalmente la última semana

Donald Trump
Manifestantes en contra del veto migratorio de Trump en el aeropuerto de Boston REUTERS

El veto migratorio impuesto por el presidente Donald Trump y que afecta sobre todo a siete países de mayoría musulmana está teniendo un impacto mucho mayor del hasta ahora oficialmente reconocido, y que se basaba sobre todo en los datos de las personas retenidas en aeropuertos estadounidenses o devueltas a sus países de origen. Justo una semana después de que entrara en vigor la medida que ha provocado fuertes protestas dentro y fuera de Estados Unidos, el Gobierno ha admitido que se ha revocado el visado de decenas de miles de personas que hasta hace solo siete días podían ingresar en el país.

Un abogado del Gobierno dijo este viernes durante una audiencia por un caso relacionado con el decreto migratorio de Trump en una corte federal de Virginia que EE UU ha anulado hasta la fecha más de 100.000 visados solicitados en los países afectados por el veto: Irán, Irak, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen. El Departamento de Estado, sin embargo, rápidamente corrigió a la baja la cifra y declaró que son “menos de 60.000” las personas afectadas.

“Los visados de menos de 60.000 individuos han sido provisionalmente revocados para cumplir con la orden ejecutiva”, dijo el portavoz de la Oficina de Asuntos Consulares del Departamento de Estado, Will Cocks, después de que se conocieran las cifras contradictorias. “Para poner esa cifra en contexto, en el año fiscal 2015 emitimos más de 11 millones de visas inmigrantes y no inmigrantes”, agregó.

Pese a la corrección oficial, la cifra demuestra que el impacto del veto migratorio de Trump es mucho mayor que el manejado hasta ahora. El Gobierno estadounidense se ha limitado en los pasados días a informar del número de personas retenidas en los aeropuertos o devueltas a su punto de origen, así como a las que se les impidió abordar un avión con dirección a EE UU. Y estas cifras son mucho más modestas: según la Oficina de Aduanas del Departamento de Seguridad Nacional, hasta el 1 de febrero, se negó el abordaje a un avión con destino a EE UU a 1.136 personas. Tras el caos inicial respecto a los poseedores de un permiso de residencia legal o green card —el Gobierno tuvo que aclarar esta semana que sí pueden regresar— oriundos de los países vetados, las autoridades han procesado además la reentrada de 1.610 personas con la tarjeta verde.

La cifra inicial de 100.000 visados revocados, luego rebajada a 60.000, se conoció precisamente durante una audiencia sobre una demanda presentada por los abogados de dos hermanos yemeníes que llegaron al aeropuerto internacional de Dulles, a las afueras de Washington, el sábado pasado y fueron puestos en un vuelo de regreso a Etiopía a consecuencia de la orden ejecutiva del presidente, informa Efe.

Dulles fue uno de las decenas de aeropuertos internacionales que el pasado fin de semana fueron escenario de protestas por la medida migratoria de Trump. Decenas de abogados de inmigración acudieron al aeropuerto de forma voluntaria a ofrecer asistencia a posibles afectados, aunque las autoridades les denegaron la entrada a la zona de aduanas, al igual que a varios legisladores y senadores que acudieron a denunciar la medida de la Casa Blanca.

 

Más información