Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quiénes son los candidatos a las elecciones iraníes

El presidente Rohaní tiene cuatro contrincantes tras la retirada del conservador Qalibaf

Elecciones en Irán 2017
Desde la derecha: Mir-Salim, Raisí, Jahangirí, Qalibaf, Rohaní y Hashemitaba, en un debate el pasado 28 de abril.

Un total de 1.636 iraníes, entre ellos 137 mujeres, se presentaron como candidatos a las elecciones presidenciales de la República Islámica, que se celebran el próximo 19 de mayo. Sin embargo, solo seis pasaron el filtro del Consejo de Guardianes, un órgano formado por 12 juristas designados por el líder supremo, Ali Jamenei, que veta los candidatos de acuerdo con los intereses del sistema. Ninguna mujer resultó elegida. El expresidente Mahmud Ahmadineyad también se encuentra entre los rechazados.

Los seis hombres seleccionados son los moderados Hasan Rohaní, Eshaq Jahangirí y Mostafá Hashemitaba, y los principalistas o conservadores Ebrahim Raisí, Mostafa Mirsalim y Mohamed Baqer Qalibaf, si bien este último ha anunciado este lunes que abandona la carrera electoral. Estos son sus perfiles:

Hasan Rohaní

Aunque es como los demás un hombre del sistema, el actual presidente de Irán, de 68 años, está considerado un moderado. Pide la reelección para completar la promesa que hizo en 2013 de dar más derechos a los iraníes y reducir la intervención del Estado en sus vidas. Si bien durante su primer mandato logró la firma del pacto nuclear, los beneficios económicos del mismo no han alcanzado lo esperado, algo que le echan en cara sus principales rivales.

Ebrahim Raisí

Principalista, de 56 años, antiguo fiscal y estrella ascendente de los conservadores, Raisí ha sorprendido con su candidatura porque se le incluye en las quinielas como eventual sucesor del líder supremo. Clérigo, al igual que Rohaní, ha prometido aumentar el subsidio mensual a los más pobres en 900.000 riales (unos 25 euros) sin explicar de dónde va a sacar el dinero.

Eshaq Jahangirí

El primer vicepresidente en el actual Gobierno, Eshaq Jahangirí, de 60 años, ha declarado que se presenta para “apoyar a Rohaní”. No significa que pertenezcan a un mismo partido, ya que en Irán no existen los partidos políticos sino agrupaciones en torno a determinadas figuras, sin apenas diferencias ideológicas y cuyas lealtades políticas son flexibles. 

Mostafa Mirsalim

Mostafa Mirsalim, de 69 años, fue ministro de Cultura. Durante su ejercicio al frente de este departamento se caracterizó por un aumento de la censura. Tras la revolución de 1979 fue jefe de la policía. Es conservador o principalista al igual que Raisí y Qalibaf. Los candidatos de esta tendencia se caracterizan por ser inmovilistas y partidarios del repliegue y la autarquía, y por lo tanto, contrarios a la apertura hacia Occidente

Mostafa Hashemitaba

Con 71 años, Mostafa Hashemitaba, antiguo director del Comité Olímpico de Irán, es el candidato más veterano. Pertenece a la corriente de los moderados, junto con Hasan Rohaní y Eshaq Jahangirí. Son partidarios de una mayor apertura, aun aun manteniendo los principios islámicos que fundamentan el actual sistema iraní.

Mohamed Baqer Qalibaf (Ha abandonado)

Era la tercera vez que el alcalde de Teherán, de 56 años, intentaba alcanzar la presidencia, aunque este lunes ha anunciado en la recta final que se retira de la carrera electoral. Exjefe de la policía y excomandante de los Pasdarán, Qalibaf había prometido multiplicar por 2,5 el PIB (algo que, según los economistas, requeriría un crecimiento del 26% durante los próximos cuatro años) y crear cinco millones de empleos.

Más información