Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El conflicto de Oriente Próximo

Diez mandos de la Armada israelí exigen a Netanyahu una investigación sobre el asalto al 'Mavi Marmara'

Netanyahu rechaza, por el momento, la propuesta de Ban Ki-moon de una comisión multinacional sobre el ataque a la flotilla'

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha propuesto una investigación multinacional sobre lo ocurrido durante el asalto israelí al Mavi Marmara, en el que murieron al menos nueve activistas pro palestinos. La propuesta de Ban supondría la creación de una comisión encabezada por el ex primer ministro de Nueva Zelanda, Geoffrey Palmer, e incluiría representantes de Turquía, de donde procedían la mayoría de los integrantes de la flotilla solidaria, Israel y EE UU. El primer ministro Israelí Benjamin Netanyahu ha rechazado, de momento, la propuesta de Ban hasta estudiarla en profundidad, informa Enric González.

Pese a la negativa de Netanyahu de investigar los hechos diez oficiales retirados de la Armada israelí han hecho pública una carta en la que exigen a su primer ministro que designe una comisión independiente para investigar el asalto. "No estamos de acuerdo con el argumento de que hubo un error en la información de inteligencia... y no aceptamos los argumentos de que hubo malas relaciones públicas. Creemos que el plan estaba destinado al fracaso desde el comienzo", señala el comunicado.

Los firmantes son todos comandantes de patrulleras como las que persiguieron a los seis barcos que formaban la flotilla de la libertad, en la que murieron nueve activistas en el asalto del lunes por comandos de elite israelíes.

Con todo, la versión israelí sigue firme. Netanyahu ha asegurado hoy que los activistas de la flotilla del Mavi Marmara no habían pasado ningún control de seguridad antes de embarcar. "Según la información que tenemos, ese grupo embarcó de forma separada, en una ciudad aparte; se organizó y equipó de forma separada y fue a cubierta con procedimientos diferentes. En efecto no pasó controles de seguridad", ha dicho al iniciar la reunión semanal del consejo de ministros. Y ha defendido que la "clara intención" de dicho "grupo violento" era "iniciar un enfrentamiento violento con los soldados del Ejército israelí", según la transcripción de sus palabras difundida por su oficina.

Los primeros tripulantes del Rachel Corrie, apresado ayer por tropas israelíes por intentar romper el bloqueo a Gaza, deportados este domingo por Israel han llegado a Jordania que han cruzado por tierra por el paso de Allenby. Entre los malasios viaja un diputado, Nizar Zakaria, dos periodistas de televisión del canal TV3 y tres empleados de la organización no gubernamental Perdana Global Peace.

El barco irlandés, que llevaba ayuda humanitaria a la franja, llegó este sábado al puerto israelí de Ashdod escoltado por dos buques del Ejército. Las fuerzas militares lo habían abordado por la mañana, sin que se produjeran víctimas, después de que la tripulación ignorara cuatro llamamientos para que pusiera rumbo al puerto Ashdod en vez de a Gaza. El resto de deportados saldrá en las próximas horas en avión desde Tel Aviv a sus países de origen.

El último de la flotilla

El Rachel Corrie es el barco que quedó rezagado por problemas técnicos de la flotilla civil que intentaba sortear el bloqueo israelí sobre Gaza. En él viajaban, entre otros activistas propalestinos, la premio Nobel de la Paz norirlandesa Mairead Maguire y un ex subsecretario general de Naciones Unidas, el irlandés Denis Halliday.

Las otras seis embarcaciones fueron atacadas el lunes por el Ejército de Israel cuando se aproximaban a la costa de la franja, con el resultado de nueve activistas muertos a bordo del Mavi Mármara.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aseguró ayer que el abordaje del Rachel Corrie terminó "de manera pacífica" porque a bordo viajaban activistas pacíficos, y no "extremistas violentos partidarios del terrorismo" como en los anteriores. "Hemos visto la diferencia entre un barco con activistas de paz, con quienes no coincidimos pero de los que respetamos su derecha a expresar una opinión diferente, y un barco de odio, organizado por extremistas violentos que respaldan el terrorismo", declaró el primer ministro sobre los sangrientos incidentes a bordo del Mavi Mármara. "En ambos barcos, el Estado de Israel empleó exactamente el mismo procedimiento para defender el bloqueo marítimo, para evitar el contrabando de armas a Hamás en la franja de Gaza" y para "permitir que los bienes civiles entren en Gaza tras ser registrados", concluyó.

Mary Hughes, una de las dirigentes de la organización Libertad para Gaza, que organizó la flotilla, condenó la actuación israelí: "Otra vez abordaron violentamente una nave, otra vez en aguas internacionales, y forzaron a su pasaje a dirigirse a Israel, cuando lo único que querían las personas en el buque era llegar a Gaza". Hughes anunció que la organización seguiría enviando naves hasta conseguir romper el bloqueo de Israel sobre el enclave mediterráneo, controlado por la organización islamista Hamás, informa Enric González.

El Papa tilda "la ocupación israelí de "injusticia política impuesta a los palestinos"

Benedicto XVI se ha despedido hoy de Chipre con un llamamiento a la comunidad internacional para que intervenga de "manera urgente y concertada" para resolver la situación en Oriente Medio, especialmente en Tierra Santa, antes de que los conflictos lleven a "un mayor derramamiento de sangre".

El Papa ha entregado a los prelados de Oriente Medio el documento de preparación del sínodo que se celebrará en octubre, en el que el Vaticano considera que "la ocupación israelí" de los Territorios Palestinos es "una injusticia política impuesta a los palestinos".

Más información