Carromero aterriza en Madrid para cumplir su condena en Segovia

El dirigente de Nuevas Generaciones del PP es conducido a un centro penitenciario

Carromero llega al tribunal que le juzgó el pasado 5 de octubre. / EFE

El dirigente de Nuevas Generaciones del PP, Ángel Carromero, condenado en Cuba a cuatro años de cárcel por el accidente de tráfico que costó la vida a los opositores Oswaldo Payá y Harold Cepero, ha llegado hoy a España para cumplir el resto de su condena en la cárcel de Segovia. Custodiado por agentes españoles de la Interpol, Carromero ha llegado al aeropuerto de Barajas sobre las 12:10 horas en un vuelo regular de la compañía Air Europa procedente de La Habana.

Carromero será conducido al centro penitenciario segoviano en el que se le realizarán los exámenes médicos pertinentes, previos a que la Junta de Tratamiento de dicha cárcel decida en unos días si le clasifica en tercer grado. Para que se lo concedan la junta de tratamiento evalúa fundamentalmente el delito por el que está penado, además de la conducta del interno, el arraigo familiar o el que tenga un empleo.

En este sentido, el abogado del preso, José María Viñals, dijo hoy a Efe que espera que su cliente obtenga el tercer grado y no descarta incluso que se le pueda conceder el indulto cuando comience a cumplir en España la pena que se le impuso en Cuba

Viaja con él Miguel Vives Cutillas, otro ciudadano español que fue condenado por tráfico de drogas a 18 años de cárcel en Cuba, de los que ha cumplido cuatro en la isla.  El traslado de ambos españoles se produce en virtud del acuerdo al que llegaron este mes de diciembre los gobiernos de La Habana y Madrid para aplicar un convenio bilateral de ejecución de sentencias penales que data de 1998. Ángel Carromero fue condenado en Cuba a cuatro años de cárcel por un delito de homicidio imprudente en el accidente de tráfico en el que murieron Oswaldo Payá, el destacado opositor cubano líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL) y Harold Cepero, miembro de este grupo.

El joven español conducía el vehículo que el pasado 22 de julio se estrelló contra un árbol en las cercanías de la ciudad cubana de Bayamo, en el oriente de la isla y en el que viajaban Payá y Cepero y también el sueco Jens Aron Modig, dirigente de una formación conservadora de su país.

Carromero y Modig salieron ilesos de ese accidente y, mientras el español quedó detenido en Cuba desde el día siguiente del siniestro el sueco pudo regresar a su país una semana más tarde.

El dirigente de la filial juvenil del PP fue acusado por la Fiscalía cubana de un delito de homicidio imprudente por el que fue juzgado en octubre en Bayamo en un tribunal que lo condenó a cuatro años de cárcel, tres menos de lo que pedía el Ministerio Público. Desde pocos días después del accidente, Ángel Carromero ha permanecido recluido en 100 y Aldabó, un centro del Ministerio del Interior cubano ubicado en las afueras de La Habana.

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Sus antepasados fueron esclavos, ellos son emprendedores

Mariana Kaipper Ceratti Cruzeta, Rio Grande do Norte

Más de 2600 comunidades de afrodescendientes luchan en Brasil por su desarrollo El 80% de los jóvenes asesinados son negros

Jericó, el hermano del león Cecil, muerto a tiros por cazadores

El País Madrid

Un investigador pone en duda que el animal haya sido abatido en el parque por furtivos ya que el GPS del león sigue en funcionamiento

Ian McShane, el nuevo fichaje de ‘Juego de tronos’

á. p. r. Madrid

El actor británico tendrá un corto pero importante papel en la serie de HBO

EL PAÍS RECOMIENDA

El viaje de Don Quijote / 1: La partida

Los viajeros emprenden el camino en la cripta del convento de las Trinitarias

Vivir junto a los residuos nucleares

Daniel Verdú Hornachuelos

El Cabril, en Córdoba, sirve desde los años 60 como único almacén en España para residuos de media y baja actividad

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana