Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia lanza un aviso a EE UU tras el derribo de un caza del Gobierno sirio

Según el Pentágono, el avión fue derribado después de que lanzara bombas a los combatientes apoyados por Estados Unidos en Raqa

El jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU, general Joseph Dunford, en el Club Nacional de la prensa en Washington. Ampliar foto
El jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU, general Joseph Dunford, en el Club Nacional de la prensa en Washington. EFE

La aviación rusa en misión de combate en Siria considerará como objetivos los aviones y aparatos no pilotados de la coalición internacional que sean detectados al Oeste del río Éufrates, según ha advirtido este lunes el ministerio de Defensa ruso en un comunicado emitido un día después de que un caza norteamericano F-18A derribara un avión Su-22 de las Fuerzas Aéreas sirias. El aparato abatido cumplía “una misión de combate en apoyo de las tropas gubernamentales que realizan una ofensiva contra los terroristas del Estado Islámico en la zona de la localidad de Er-Rasaf, a 40 kilómetros al sudoeste de Raqa”, ha afirmado el ministerio ruso, que ha calificado el incidente como “una cínica transgresión de la soberanía” de Siria y ha dicho desconocer la suerte corrida por el piloto catapultado en una zona bajo control del Estado Islámico. Según el Pentágono, el avión fue derribado después de que lanzara bombas a los combatientes apoyados pro EE UU cerca de Tabqa, en Raqa.

“En las zonas donde la aviación rusa cumple misiones de combate en el cielo de Siria, cualquier objeto volante, incluidos aviones y aparatos no pilotados (drones) de la coalición internacional, que sean detectados al oeste del río Éufrates, serán rastreados por los medios de defensa antiaérea terrestres y aéreos rusos y considerados como blancos aéreos”, ha advirtido el ministerio de Defensa. Las “acciones militares continuadas” contra las fuerzas armadas de un Estado miembro de la ONU “con el pretexto de la lucha contra el terrorismo” son una “crasa violación del derecho internacional” y “una agresión militar de hecho” contra Siria, ha señalado el departamento, que ha acusado al mando de las fuerzas de la coalición de no haber utilizado el canal de comunicaciones existente entre la base de mando de El Udeid (Qatar) y la base aérea rusa de Jmeim para evitar incidentes en el espacio aéreo sirio.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU, general Joseph Dunford, ha asegurado este lunes que su país trabaja para restablecer las líneas de comunicación con Rusia a fin de evitar choques en Siria, tras la declaración rusa de que las suspendería por el derribo de un caza sirio. En un almuerzo en Washington, Dunford ha asegurado que EE UU trabaja "por vías diplomáticas y militares para restablecer la comunicación para evitar encontronazos", y ha añadido que aún hay vías para evitar choques, aunque "nuestras fuerzas pueden defenderse por sí solas".

Rusia considera estas acciones del mando americano como un “incumplimiento consciente de sus obligaciones en el marco del memorando para evitar incidentes y garantizar la seguridad de los vuelos de la aviación durante la operación en Siria, un documento firmado el 20 de octubre de 2015. El ministerio de Defensa ha anunciado que “desde el 19 de junio” “interrumpe la colaboración con la parte americana en el marco del mencionado memorando y ha exigido una escrupulosa investigación al mando estadounidense. El 7 de abril de 2017, Moscú ya “interrumpió” la vigencia del citado memorando después de que EE UU lanzara 59 misiles Tomahawk sobre la base de Shayrat, desde donde, según Washington, se había realizado un ataque químico en la provincia de Idlib. El 14 de abril, no obstante, el viceministro de Exteriores, Serguéi Riabkov, aclaró que, aunque el memorando no estaba vigente oficialmente, continuaba el intercambio de información entre Rusia y EE UU.

"El intercambio de información con EE UU se produce, pero oficialmente no anunciamos que se ha restablecido la vigencia de este documento. Es decir el intercambio de información se determina, según entiendo, dependiendo de la situación”, dijo entonces Riabkov. El memorando no ha sido difundido y es difícil calibrar qué significa en la práctica ahora sobre el terreno la afirmación del ministerio de Defensa ruso sobre el cese de la vigencia de un memorando que, de creer al ministerio de Exteriores, ya no estaba vigente. El 6 de mayo, el jefe del Estado mayor de Rusia, Valeri Gerásimov, y el presidente del Estado Mayor Conjunto de EE UU, Joseph Dunford, en una conversación telefónica subrayaron su disposición a “restablecer plenamente la vigencia del memorando”, según informó entonces la agencia TASS, citando un comunicado del ministerio de Defensa.

Más información