Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Kim Jong-un ordena efectuar nuevas pruebas nucleares

La orden del líder norcoreano se emite en medio de una escalada de la tensión en la península coreana

Imagen de Kim Jong-un difundida este viernes por la agencia KCNA.

El líder supremo norcoreano, Kim Jong-un, ha dado órdenes de llevar a cabo nuevas pruebas nucleares para mejorar la capacidad de ataque de este armamento. La orden, según la agencia estatal KCNA, se emitió mientras Kim supervisaba una prueba de lanzamiento de misiles balísticos, aparentemente la que Pyongyang efectuó este jueves en respuesta a las maniobras militares anuales entre EE UU y Corea del Sur.

“El querido camarada Kim Jong-un… ha dado órdenes de combate para continuar efectuando pruebas de explosiones nucleares, para evaluar la potencia de las nuevas cabezas nucleares, y pruebas que mejoren la capacidad de ataque nuclear”, afirma KCNA.

Esta semana Kim ha asegurado que cuenta con cabezas nucleares miniaturizadas, que pueden colocarse en misiles para su lanzamiento. Aunque la afirmación no es nueva, sí es la primera vez en que es el propio líder quien lo sostiene.

Las declaraciones de Pyongyang representan una nueva escalada en la tensión en la península coreana, muy elevada desde que Corea del Norte completó su cuarta prueba nuclear en enero y probó un mes después el lanzamiento de un cohete de larga distancia. Seúl y Washington consideran que se trató de la prueba encubierta de un misil de largo alcance.

Como respuesta, el Consejo de Seguridad de la ONU ha impuesto nuevas sanciones al régimen norcoreano. EE UU y Corea del Sur han ampliado las dimensiones de sus mayores maniobras conjuntas anuales, que comenzaron este lunes con la participación de 300.000 soldados del sur y más de 15.000 estadounidenses.

Desde entonces, Corea del Norte ha emitido amenazas diariamente. Este jueves, además del lanzamiento de dos misiles de corto alcance al mar, anunció la anulación definitiva de sus acuerdos de cooperación con el sur y el embargo de los bienes surcoreanos que aún se encontraban en su territorio. Esos acuerdos ya se encontraban suspendidos de facto: la última operación conjunta que aún se encontraba en activo, el parque industrial de Kaesong, se cerró en febrero después de que Seúl ordenara la cancelación temporal de las actividades de sus empresas en el polígono.

El portavoz del Ministerio de Unificación en Seúl, Jong Joon-Hee, ha calificado de “imprudente” la nueva orden de Kim Jong-un, según AFP. “La comunidad internacional ha impuesto duras y extensas sanciones, y este tipo de cosas solo sirve para demostrar por qué son necesarias”.

Más información